Cómo lograr que el baño parezca más grande

El baño es una zona clave en la vivienda. Lo utilizamos a diario, por lo que debe resultar cómodo y funcional. Fíjate en estas propuestas, y acierta con la mejor distribución del espacio: aquella que consigue que parezca más grande.

image
1 de 9
5,82 m²: abuhardillado

Para salvar la inclinación del techo de este baño de planta alargada -diseñado por Montse Plá y José Luis Pérez, del estudio Pop Arquitectura- se distribuyó en línea. La ducha se ubicó al final del cuarto de baño y se separó del inodoro -que queda semioculto por el mueble del lavabo- con una mampara de cristal. Lavabo Touch, inodoro Happening y revestimientos Rock and Rock, de Roca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
7,56 m²: la planta excesivamente alargada de este baño

se resolvió al situar el inodoro y la ducha en los extremos opuestos, independizados con mamparas de cristal. Entre ambos se colocó el lavabo, sobre una encimera de roble volada. Esta composición resulta muy ligera y no resta espacio a la zona de paso. El resultado: un baño despejado. Gresite, de la tienda Neocerámica. Inodoro, de Roca. Lavabo, de la firma Duravit. Decoración de Clara Masllorens y Guillermo Escobedo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
3,42 m²: debido a sus reducidas dimensiones,

se instaló una ducha cuadrada en una esquina y se delimitó con pavés, una solución muy decorativa que deja que la luz natural llegue hasta cualquier rincón. Con el inodoro y el lavabo suspendidos, la superficie restante queda desahogada. A ello contribuyen también las puertas correderas, que no restan espacio interior ni exterior. El color blanco de las paredes potencia la sensación de amplitud. Proyectado por Mariona Bordas. Sanitarios, de la firma Roca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
4,62 m²: la distribución en U de los sanitarios es la más común

La zona de los lavabos y el inodoro se colocaron enfrentados y se reservó la pared del fondo para situar la bañera, que se prolongó hasta la pared con una repisa para tener a mano los productos de aseo. Los lavabos se encastraron en una encimera volada, en cuyo frente se fijaron dos toalleros de barra. De Roca: azulejos Damasco, inodoro Dama Senso y bañera Sureste. Porcelánico pulido Turmalina, de Marazzi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
5,17 m²: soluciones que no restan espacio

El lavamanos se instaló sobre una encimera volada junto a la ducha de obra, de la que se separó con un murete a media altura rematado con un cristal. A continuación, para cerrar la disposición en L, se colocaron el inodoro y el bidé. Diseñado por la interiorista Anna Mercadé. Lavamanos, de Duravit. Mosaico, de Apiani. Cortina de ducha, de la firma Urditrama.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
6,23 m²: la puerta de acceso, en el centro de la pared,

permitió distribuir todos los sanitarios en forma de U con una ducha y una bañera enfrentadas. La primera se realizó junto al inodoro, mientras que la bañera se ubicó en la pared de la derecha. Frente a la puerta se colocaron dos lavamanos redondos sobre una encimera de mármol. Diseñado por Baudilio Molina. Lavabos Happening, de Roca. Grifería monomando, de Grohe.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
5,61 m²: ¿Cómo acortar una planta rectangular?

Lo ideal es colocar la bañera o la ducha en uno de los extremos, aprovechando todo el ancho del baño, para reducir esa sensación de profundidad. Aquí, el inodoro y el lavabo se colocaron en línea. Para dejar hueco suficiente para acceder a la bañera, se optó por un inodoro suspendido con la cisterna empotrada en un murete estrecho. A su lado, el lavabo tipo vasija en porcelana se funde con la encimera volada de Silestone blanco. Proyectado por Cosmetoda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
4,81 m²: otro recurso para potenciar la sensación de amplitud

es optar por encimeras voladas, que dejen la parte inferior despejada. Este baño se distribuyó en línea, con la bañera detrás de la puerta, de lado a lado. A continuación, y separado por una hoja de cristal, se colocó el lavabo, seguido del bidé y del inodoro. El frente sobre el que apoyan los sanitarios se revistió con azulejos hasta media altura y un gran espejo que alcanza el techo. Mueble circular, de Kartell.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
6,25 m²: Uuno de los laterales se destinó por completo a la bañera,

encastrada en una estructura de obra. Se ubicó a la izquierda de la puerta de entrada, con una hoja fija de cristal que la independiza del lavabo. Éste se situó sobre una encimera volada de pizarra y se completó con un banco de madera debajo. A continuación, se instaló el inodoro. Proyectado por el arquitecto Borja Puras Vázquez de Prada. Baldosas de pizarra, en 10 x 60 cm, de Gunni & Trentino. Lavamanos, de Duravit. Grifería, de la firma Hansgrohe.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Baños