Un baño en tonos chocolate

Sacar partido al espacio y modernizarlo fue el objetivo de la reforma de este baño que, aunque pequeño, destila mucho encanto.

image
1 de 4
Paredes en marrón oscuro

Con el fin de aligerar el tono sobrio de los revestimientos, la pared del lavabo se alicató con un color más claro, a juego con el lavabo. Sobre el lavabo se dispuso un espejo, de Artespaña, para ganar sensación de amplitud. Junto a él, se colocó el inodoro, de Duravit, cuya cisterna queda oculta en el muro gracias al sistema Geberit.
En el mueble, dispensadores de jabón, de Eva Solo. Toalla y alfombra, de Textura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
Zona de almacenaje en el baño

Los muebles de obra son una buena solución o, como en este caso. A la derecha de la ducha se aprovechó un retranqueo en la pared para crear una práctica zona de almacenaje sin restar demasiado espacio.
Sobre el inodoro volado se instaló el pulsador de la cisterna, de la firma Grohe.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
Crear un espacio de almacenaje

Cuando el baño es pequeño hay que planificar al detalle y aprovechar al máximo cada hueco para ganar espacio. En este rincón se instaló la ducha con mampara y, junto a ella, un radiador toallero. Las paredes y el suelo se alicataron con baldosas sobrias en un tono moca.
Radiador toallero, de Azulejos Peña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
Plano y distribución

El principal problema de este baño era el espacio, por lo que el objetivo de su reforma era aprovechar al máximo los metros y actualizarlo. En el frente se colocaron el inodoro y el lavabo; en el rincón, la ducha con mampara y tras la puerta, la zona de almacenaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Baños