Un cuarto de baño acristalado

La ligereza y la transparencia del vidrio comparte protagonismo con la cálida madera de merbau en este cuarto de baño dividido en tres ambientes y acristalado.  

image

EN ESTE CUARTO DE BAÑO

Compartimentar el espacio con mamparas de cristal es la solución perfecta para ganar intimidad sin perder luz:

- Los paneles deben realizarse con vidrio de seguridad; así, en caso de rotura, los cristales no se desprenden ni caen.

- En zonas de contacto con el agua, como la ducha y la bañera, hay que garantizar una buena ventilación que evite la condensación; para ello lo mejor es que los paneles fijos no lleguen al techo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un baño con paredes de cristal

La luminosidad de este cuarto de baño radica, principalmente, en el singular revestimiento de sus paredes, de cristal templado y lacado en blanco por el revés. La continuidad y claridad que proporciona este material contrasta con la fuerza de la madera de merbau elegida para realizar el mueble bajo los lavabos y para el suelo. Tarima, de Junckers. Monomandos, de Dornbracht.

El baño está compartimentado

Para garantizar la intimidad, los sanitarios se ubicaron en una de las cabinas acristaladas; se trata de unos modelos volados que acentúan la sensación de limpieza. Bidé e inodoro modelo Meridian, de la firma Roca. Los herrajes de las puertas, son de El Picaporte.

Zona de ducha equipada

Plaquetas de mármol de Tasos cubren el suelo de la cabina de ducha; se trata de piezas transversales con acabado abujardado, para evitar resbalones, y en versión pulida en las paredes y el banco. Monomando y ducha de mano, de Vola. Rociador, de la firma Dornbracht.

Plano: Baño con divisiones de cristal

Un estructura de mamparas de cristal transparente divide en diferentes zonas este cuarto de baño, de planta cuadrada, reformado por la empresa Consultores de Proyectos y Diseño.

1 LA DUCHA. Este espacio se concibió como zona de relax, con un banco incorporado y una cabina de ducha muy completa, por lo que se le concedieron más metros de los habituales.

2 SANITARIOS. Se situaron en línea con la ducha, frente a la zona de lavabos. Su independencia se garantizó mediante cristales fijos y una puerta batiente.

3 DOBLE LAVABO. Ya que el espacio lo permitía, para facilitar el concepto de baño compartido se instalaron dos senos y un mueble volado debajo con gran capacidad de almacén para dos personas.

4 ALMACENAJE. La zona de paso desde la puerta de acceso contaba con suficiente anchura para incluir, adosado a la pared, un segundo mueble de almacén.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Baños