Un baño clásico con ducha de obra

En este cuarto de baño, de 4,35 m² y planta estrecha, los sanitarios se situaron en línea y la bañera se sustituyó por una ducha de obra. Los revestimientos le confieren un aspecto clásico.

image
La ducha

Es una excelente solución para baños estrechos y alargados. En este caso, se ubicó al fondo, justo delante de la ventana y se independizó mediante un estor de lamas de madera que va instalado en el vano que separa la ducha de la ventana (en Manuel Lamarca). Puertas del mueble de lavabo hechas a medida por Carpintería Ebalonvi. Baño decorado por Sofía Pernas y Micaela Pernas.

1 de 10
Coloca una gran luna sin marco

El espacio parecerá más amplio con un espejo que añada profundidad al baño. Éste se enmarcó con los mismos azulejos de barro que revisten el mueble de lavabo de obra. En Cerámica Manuel Gil: azulejos de 10 x 10 cm; pared revestida con losetas de barro, en 30 x 30 cm; lavabo. Productos de aseo, de venta en La Vieja Mina. Toallas, de La Oca.

2 de 10
Separa con una hoja de cristal

Las mamparas realizadas con este material son recomendables en cuartos de baño de planta estrecha, ya que independizan la ducha de los demás sanitarios, evitan que el agua se salga fuera y, al ser transparentes, no acortan ni recargan el espacio. Mampara, en 0,90 x 1,85 m. Inodoro Dama, de Roca. Tapa de madera, en Cerámica Manuel Gil.

3 de 10
Evita resbalones en la ducha

Apuesta por la calidez de la madera y pide que te hagan a la medida tu propio diseño de plato de ducha con lamas de teca. Se trata de una variedad de madera tropical que aguanta bien el agua sin deteriorarse. Tarima en Cerámica Manuel Gil.

4 de 10
Almacena dentro de cajas

Facilita la limpieza de la encimera guardando los productos de aseo en cajas. Si te decides por azulejos de barro, ten en cuenta que éste es un material poroso: asegúrate de que está impermeabilizado para evitar que el agua se filtre. Cajas de Habitat. Toallas, de La Oca. Jabones de L’Ocittane, en La Vieja Mina.

5 de 10
Utiliza pintura decorativa

La pintura decorativa también se puede usar en el baño. Pero resérvala para las zonas en las que no incida directamente el agua. Aquí, el encuentro entre las losetas de barro y el estucado en azul se resolvió con un listelo a juego. Perchero en Cerámica Manuel Gil.

6 de 10
Haz más confortable tu plato de ducha,

aunque no sea de obra, con una tarima de madera; en 83 x 54 cm (en Comercial Goberna).

7 de 10
Consigue un cuarto de baño con carácter:

combina los revestimientos de barro con una grifería de aire actual (en C. Goberna).

8 de 10
Grifería de ducha

¿Hay niños en casa? Elige una grifería termoestática.

9 de 10
Planta de 5 m²

1.- La zona de lavabo. Está formada por un mueble de obra hecho a medida y revestido con azulejos de barro que se prolonga hacia ambos lados del lavabo para disponer de más superficie de apoyo. Debajo se realizó un armario. Sus dos puertas, de lamas de madera, se hicieron a juego con el listón que decora el frente del mueble. 2.- Inodoro. A continuación de la zona de lavabo, en la misma pared. Desde la puerta de entrada, el inodoro queda semioculto a la vista por el mueble de lavabo. 3.- Plato de ducha. Al final del cuarto de baño, detrás del inodoro. El plato, de madera de teca, se prolongó hasta la pared de enfrente para disponer de una zona donde vestirse con comodidad. La ducha se separó del inodoro con una mampara de cristal, que impide que salga el agua pero no recarga ni acorta el espacio. La ducha se aisló de la ventana con un estor de lamas regulable.

10 de 10
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Baños