Un baño con pintura y gresite

Para rebajar visualmente la altura de los techos, las paredes se revistieron con un friso de gresite. El acierto: la combinación de revestimientos como la pintura y el gresite.

image
1 de 7
Combina gresite con pintura plástica en tonos claros para no agobiar el espacio.

El gresite se compone de piezas de mosaico de pequeño formato que pueden colocarse en paredes y suelos. Además, es menos resbaladizo que las baldosas cerámicas, ya que las numerosas juntas de lechada constituyen un efectivo antideslizante. Los expertos aconsejan rellenar las uniones entre las piezas con una mezcla que incluya resinas plásticas para evitar que se ennegrezcan. Gresite en Azulejos Peña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Reserva el mosaico para las zonas en contacto con el agua.

Puedes alternar piezas de distintos colores, como en este caso, o bien basarte en la misma gama cromática. Pinta el resto del baño en un tono que coordine; mejor si es claro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Estética actual.

Monomandos y accesorios cromados, lavamanos de porcelana y muebles de madera oscura -todos, de líneas depuradas- son ideales para conseguir una decoración vanguardista. Lavabo y grifería, de Trentino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Ten a mano los productos de aseo

a la hora del baño o la ducha con una pequeña estantería en Trentino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
No amontones botes de formas y materiales diferentes;

ofrecerán una imagen poco atractiva. Sustitúyelos por bonitos frascos de cristal. Geles en Trentino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Pon un toque de estilo

con recipientes de cerámica esmaltada. Caja, vaso y esponja, de Waza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Plano

1. El lavamanos se semiencastró en una encimera de DM teñido en wengué. El espacio bajo ésta se aprovechó con una balda del mismo material; sobre ella se colocaron las toallas, apiladas en varias cestas de mimbre.
2. El inodoro queda independizado de la zona de lavabos por un murete de obra a media altura en el que se apoya la encimera.
3. La bañera se situó bajo la ventana. Se cerró con una mampara de una sola hoja de cristal transparente, muy ligera, y que no entorcepece el paso de la luz en el baño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Baños