Un baño con ducha de obra

La superficie de este baño -5,35 m²- se aprovechó mejor con una encimera volada y una ducha de obra.

image
1 de 6
Zona de lavabo y almacén

Si no te gustan los muebles cerrados, coloca un estante volado bajo la encimera. Podrás utilizarlo como espacio de almacén sin que resulte agobiante. Conviene que su fondo sea menor que el de la encimera, para utilizar cómodamente al lavabo. Encimera y balda teñidas en wengué (1.000 €) y lavabo Aquagrande de Flaminia, en 1 x 0,55 m (690,77 €); todo, de venta en Trentino. Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Suelo laminado

Si te gusta el acabado de la madera, apuesta por un suelo laminado; su superfice es muy resistente y se puede fregar. Pero cuidado con las fugas de agua, levantan la tarima. Laminado Pergo serie Practiq (44 € aprox. ya instalado en Madrid Forest). Cesta, de Habitat (30 €). Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Carrito auxiliar

Hazte con un carrito para ampliar el espacio de almacén. Procura que sea de estructura ligera y que tenga ruedas. Carrito (318 € en Ortiz Interiorismo). Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Azulejos envejecidos

La ducha se alicató hasta el techo para proteger la pared de la humedad. En la esquina se fijaron dos baldas metálicas para tener a mano el gel y el champú (99,53 € c/u). Azulejos de mármol envejecido en piezas de 10 x 10 cm (67,20 €/m2). Grifería (611,26 €). Todo, en Trentino. Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Accesorios de baño

No descuides los accesorios; elige un modelo acorde con el estilo del baño. Jabonera (83,80 €), portacepillos (111 €) y vaso (80,40 €) de Ortiz Interiorismo. Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Plano del baño

1. El lavabo, de gran tamaño, se colocó sobre una encimera de madera tratada que no ocupa espacio visualmente.
2. La ducha de obra se cerró con una mampara de cristal de seguridad, con un lateral fijo y una puerta del mismo material.
3. El inodoro se ubicó a continuación de la ducha, junto a la esquina. Al prescindir de bidé, se ganó espacio para la zona de baño y aún quedó un hueco amplio para el inodoro. Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Baños