Cómo decorar un baño mini

La planta alargada de este baño condicionó la distribución de los sanitarios en paredes enfrentadas. Te contamos cómo decorar un baño mini.

image
1 de 7
Pinta la pared del baño

Pero elige un acabado resistente a la humedad, como los esmaltes sintéticos o las pinturas plásticas, y combínalo con un zócalo de gres. Este material, impermeable y fácil de mantener, puede imitar desde el barro natural hasta el mármol envejecido. Gres, en 30 x 30 cm (18 €/m2 en Basurto). Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Frente de lavabos

Mueble realizado a medida en haya (520 € con espejo a juego, en Aitor Roggero). Aplique, de Ikea. Toallas, de Mi Cama. Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Bañera independiente

En este caso, un murete de obra separa la bañera del bidé y da más privacidad a esta zona. Además, está rematado por una repisa para colocar los productos de aseo. Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Encimera de madera

Utiliza madera; es cálida y decorativa. En el caso de la encimera del lavabo, asegúrate de que esté protegida con un tratamiento antihumedad que la haga más resistente al contacto con el agua y que evite que, con el tiempo, acabe por ennegrecerse. Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Dosificadores decorativos

Hazte con bonitos dosificadores y evita amontonar botes de colores y materiales diferentes que ofrezcan una imagen poco atractiva. Plato, dosificador, vaso y portacepillos de Gamma. Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Gel, jabón y cremas

Convierte los productos de aseo en elementos decorativos. Busca geles y jabones en botes y tarros que tengan delicadas etiquetas. Gel, jabón y cremas de miel, de L’Occitane. Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Plano del baño

1. El inodoro y el bidé se colocaron uno frente a otro junto a la ventana. En el rincón más apartado de la entrada, para dotarles de mayor privacidad.
2. La zona de lavabo se ubicó junto a la entrada. Está formada por una encimera de madera de haya, donde va encastrado el lavabo, y con dos baldas inferiores para colocar cestas donde guardar las toallas.
3. La bañera se situó detrás de la puerta. Un murete de obra separa visualmente esta zona de la de los sanitarios. Para integrar el murete en la decoración, se revistió de gres y madera de haya, igual que el resto del cuarto de baño.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Baños