Doce duchas, platos y mamparas

Descubre los platos de ducha más actuales, realizados con materiales de última generación y que se exhiben dentro de mamparas de cristal que parecen urnas para auténticos objetos de lujo.

image
1 de 12
Si se busca intimidad, la ducha se puede independizar con muretes.

Aquí, Mercedes Pipaón los revistió con un zócalo de azulejos y un papel, de Osborne & Little. En la puerta se alternaron franjas de cristal transparente y al ácido. El plato de ducha se realizó con losetas de mármol envejecido, para que no resbalara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
El concepto de objeto joya llega también a la grifería y encaja en la tendencia decorativa que integra el baño en el dormitorio dentro de un único espacio compartido, muy cuidado.

Este modelo de la colección Iliada, de Ramon Soler, combina acero y cristal de Swarovski. Porcelánico de la firma Margress. Espacio decorado por Elena Rivero y Carmen Barasona para Casa Decor Madrid 2007.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
El exceso de condensación de vapor que se produce durante la ducha afecta negativamente a los revestimientos y a los muebles de baño.

En este caso, el equipo de Rehabitar Gestión lo solucionó con una mampara de cristal troquelada por encima del rociador, para evitar las salpicaduras de agua. Azulejos Borriol que imitan teselas de gresite; en piezas de 30 x 40 cm (en Azulejos Peña).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
La hidroterapia se ha popularizado y se traslada de los spa de uso público al ámbito doméstico.

Sofía Pernas y Micaela Neira instalaron esta columna en el murete que separaba la ducha del lavabo. La condición para instalar columnas de hidroterapia es que la casa disponga de termo o de agua central, ya que un calentador de gas no tiene presión para hacerla funcionar. Columna Aquakit Hotel’s 2000, de Roca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
La última tendencia consiste en trasladar los acabados industriales a las duchas para conseguir un ambiente con carácter.

En este caso, Josep Curanta combinó cemento pulido en gris en las paredes y mallas de cantos rodados amalgamados con cemento blanco en el plato de ducha. En ambos casos, las superficies se trataron con barniz a poro abierto para que repelieran la humedad y para evitar la aparición de moho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Los nuevos materiales, como las resinas, se trabajan con diferentes técnicas para conseguir platos de ducha que ofrezcan una superficie cálida al pie descalzo.

Este modelo presenta un acabado ligeramente rugoso que facilita la adherencia con la humedad y resulta agradable al tacto. Además, el plato de ducha incluye una zona de secado acanalada en la misma pieza; en 0,90 x 1,60 m, en Baño Actual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
La era de la impresión digital se impone, incluso, en la zona de ducha.

Las espectaculares piedras de este plato se han imprimido sobre una plancha de metacrilato. Debajo de ella, se ha instalado una base de fibra de vidrio negro, a juego con el perfil que delimita el plato de ducha. La plancha decorada se levanta para facilitar la limpieza del desagüe. Plato con base, perfil y plancha, en 0,80 x 1,20 m, de Baño Actual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Las dimensiones de los platos se amplían.

Los estudios sobre hábitos de higiene en Europa revelan la tendencia a sustituir la bañera por una ducha que ocupe el mismo espacio. La comodidad y el ahorro de agua son factores clave en esta decisión. Este plato mide 1,10 x 0,90 m; está realizado con una combinación de resina y polvo de piedra, que ofrece una superficie lisa y antideslizante, e incorpora un desagüe rectangular (en Baño Actual).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Este novedoso sistema resuelve la instalación del rociador cuando, por cuestiones de distribución o de espacio, éste no se puede fijar a la pared con los anclajes habituales.

El sistema está formado por tres elementos: un plato, un rociador tipo cascada con forma de barra y una mampara de cristal en la que se ancla el rociador. Sistema con plato cerámico de 80 x 90 cm y con mampara de 1,50 x 2 m (en Gunni & Trentino).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Para cuartos de baño con el techo bajo, existen rociadores con cañería empotrable,

como el modelo de la serie TV 221, de la firma Cristina Bossini. El Estudio Argensolacuatro la instaló en esta ducha, concebida como un cubo con tres frentes de cristal. El vidrio templado se encastró en una canaleta realizada en el mármol de la pared, y se fijó con silicona estructural, que absorbe los golpes en caso de impacto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
La instalación de las duchas de obra exige requisitos técnicos.

Debajo del pavimento se debe colocar una tela asfáltica que impida filtraciones de humedad. Además, el plato ha de seguir una ligera inclinación que canalice el agua hacia el desagüe. Las mismas precauciones se deben tomar con las hornacinas decorativas. Baño decorado por Clara Masllorens y Guillermo Escobedo. Gresite rojo, de Azulejos Peña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Conseguir la ansiada sensación de amplitud es posible con mamparas de cristal sin perfiles verticales que interrumpan la perspectiva.

En este caso, los arquitectos Christopher Leniart y Miguel Colomo instalaron la mampara Steel, de Profiltek. Sin apenas perfilería, combina dos hojas fijas y dos correderas de vidrio templado, lo que permite ahorrar espacio dentro del baño. Grifería, de Grohe.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Baños