Baños con ducha y bañera

¿Una ducha rápida o un baño relajante? Todo depende del tiempo disponible; lo importante es poder elegir. Contar con ambos recursos en tu cuarto de baño es posible... y todo un placer.

image
1 de 14
Ducha y baño entre cristales

Para no interrumpir la generosa entrada de luz natural, en este baño se optó por ubicar la ducha dentro de una cabina de cristal transparente. La amplitud del espacio posibilitó optar por modelos de la firma Roca de grandes dimensiones. Sobre el faldón de la bañera de hidromaje se apoya el gran plato cubierto con una tarima de lamas de madera. El proyecto es del Estudio Bueso-Inchausti & Rein.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 14
Un toque exótico en el baño

Recreando los baños árabes este espacio se alicató con piezas de barro estrelladas. La combinación con otros azulejos del mismo acabado pero con un diseño rectangular da como resultado un mosaico monocromático de gran belleza. La gran bañera con el interior revestido de gresite cuenta con una zona de secado que se prolonga hasta formar una ducha de obra del mismo material, aunque protegida por una hoja fija de cristal, y con un rociador tamaño maxi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 14
A ras de suelo

El propio pavimento del cuarto de baño hace las veces de plato de ducha en este ambiente; un recurso inteligente gracias al cual se pudo incluir una bañera y una amplia ducha de obra sin perder metros útiles. Para que el resultado fuera óptimo, se alicató también el frontal de la zona de lavabos ya que, al estar tan cerca de la ducha, es muy posible que reciba salpicaduras de agua.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 14
Acertado contraste

La combinación de bañera y ducha exentas en un mismo baño no se da sólo en los ambientes de diseño. La mezcla de elementos de estilos dispares siempre enriquece en gran medida un espacio. Aquí, por ejemplo, se eligieron azulejos rústicos para el alicatado y un papel pintado a rayas de aire clásico. En contraste con los marcados revestimientos, los sanitarios, de la firma Duravit, son de diseño y la grifería de la ducha, también moderna y muy llamativa, de la firma Dorn Bracht.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 14
Baño con aire retro

Realzar la belleza de los elementos vintage enriquece la decoración del conjunto. Si se trata de un cuarto de baño, lo principal será comprobar que las griferías y la fontanería funcionen correctamente; a partir de ahí unas toallas de colores, una cortina de ducha coqueta, accesorios y toalleros con encanto darán un giro al conjunto final. Si algún sanitario no está en buen estado, es posible apostar por el eclecticismo e introducir algún modelo de diseño; los contrastes bien resueltos quedan espectaculares. Ambiente decorado por House Doctor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 14
Un baño romántico

También se puede contar con bañera y ducha al modo tradicional, sin perder el encanto del estilo clásico. En este espacio, con suelo hidráulico en damero y lavabo de piedra natural, se apostó por una bañera de hierro fundido y una curiosa barra de ducha circular, hecha a medida. La grifería se renovó respetando el diseño original.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 14
Enfrentados

Vestidor y cuarto de baño son dos espacios que pueden compartir un mismo ambiente. En este caso, la bañera y una ducha de obra se instalaron uno frente al otro con lo que se creó un pasillo central de acceso al vestidor. Éste se equipó con módulos de Ikea. Los altos techos abuhardillados ayudaron a crear sensación de mayor amplitud y a unificar ambos ambientes que, simplemente, están delimitados por el suelo: cerámico en el baño y madera en la zona de vestidor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 14
La ducha y la bañera de obra

Muretes de obra y tabiques abiertos fueron los elementos utilizados para organizar el espacio en este baño. Con estos recursos la bañera, instalada en la zona de paso, delimita el acceso hacia la zona de la ducha. Todo el conjunto se revistió con azulejos sencillos esmaltados en blanco, de Roca Cerámica, y remates de madera en distintos lugares que otorgan al espacio calidez, luminosidad y unifican los diferentes elementos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 14
Estilo industrial

La presencia del cemento pulido y el cristal al ácido en este cuarto de baño se aligeró con una tarima de madera y complementos en naranja. La bañera exenta, de la firma Agape, comparte protagonismo con una ducha de obra sin cerrar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 14
Materiales anti humedad en el baño

Las duchas de obra precisan revestimientos especiales que no filtren el agua. Para este espacio se eligió una piedra natural que se llama filita, muy parecida de aspecto a la pizarra, pero que, en lugar de ser porosa, ofrece una gran resistencia a la humedad. Se diferencia por su acabado satinado y ondulado. Se empleó para cubrir el faldón de la bañera y revestir toda la zona de la ducha; para el suelo, se optó por lamas de madera de teca tratadas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 14
Una decoración femenina

La sobriedad y sencillez con que se revistieron la bañera y la ducha se enriqueció con detalles decorativos propios de otras zonas de la casa. Una cómoda de cajones en acero y madera de wengué destaca entre los dos espacios, mientras que una lámpara de araña, muy de moda, ilumina el conjunto. Este cuarto de baño forma parte de un proyecto diseñado y llevado a cabo por Rebeca Terrón. La bañera es el modelo Starck 3, diseñada por Philippe Starck para Duravit.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 14
Espacios contiguos

Un pequeño murete remata la bañera y sirve de apoyo al lateral de la ducha. Ésta cuenta con un panel fijo y una puerta abatible en el frontal, todo de cristal totalmente transparente; una elección muy acertada que logró integrar visualmente la ducha en el ambiente. El baño completo fue concebido por la interiorista Luisa Montes, que decidió revestir el faldón de la bañera de madera para ganar calidez y sintonía cromática. La grifería de la ducha procede de la firma Ritmonio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 14
Revestimientos que marcan

Un desnivel en la planta y materiales combinados para el suelo son estupendos recursos que delimitan cada zona sin necesidad de tabiques. Una hoja fija de cristal es suficiente para evitar salpicaduras sobre la tarima de la zona de lavabos. El decorador Daniel Rotaeche concibió así este cuarto de baño, con una amplia ducha que actúa como zona de secado de la bañera y pasa casi desapercibida. Grifería, de Ritmonio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 14
En un espacio reducido

Mediante una distribución planeada al milímetro a menudo es posible incluir más elementos en el baño. Este espacio, en forma de U, se organizó alineando los sanitarios a un lado y colocando enfrente la bañera; así quedó espacio libre al fondo para disponer una ducha generosa. Aunar todos los elementos e integrarlos sin perder el equilibrio se consiguió al escoger el mismo revestimientos gris para todo, en piezas de gran formato con juntas tan sutiles que casi no se aprecian. Azulejos, de Gunni & Trentino. Bañera Starck, de Duravit.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Baños