image
Leroy Merlín

Objetivo: hacer de tu cuarto de baño una estancia que resulte confortable y funcional, independientemente de los metros cuadrados disponibles o de la distribución de los sanitarios. Toma nota de estos trucos decorativos.

1 de 7
Recurre a muebles modulares

Tenga el tamaño que tenga el baño, siempre es complicado encontrar un mueble que cuadre perfectamente. La solución puede estar en uno modular, con el que podrás escoger los módulos que mejor respondan a tus necesidades, combinarlos entre sí y colocarlos de manera que se aproveche todo el espacio. Esta combinación de la serie Easy incluye dos lavabos, algo muy práctico si sois muchos en casa. Si sois menos, escoge un solo módulo con lavabo y complétalo con varios específicos para almacenaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Coloca la grifería empotrada en la pared

Una idea para que el baño sea más funcional y que aporta un toque de originalidad es encastrar la grifería, tanto en el lavabo como en la ducha (mueble palet, 130 € y lavabo Serie New Nordic, 158 €). Esta solución ayuda también a evitar zonas muertas, porque da más libertad a la hora de escoger muebles pequeños que se adapten a los metros de los que disponemos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Busca soluciones que no agobien visualmente

La clave en los baños pequeños es poner pocos muebles y elegirlos de tamaño pequeño pero funcionales. Si en el tuyo hay una zona estrecha, puedes aprovecharla con un mueble de lavabo con fondo reducido (Nadi Roca, 289€) y que incluya espacio de almacenaje. Y si hay alguna zona "difícil", recurre a un mueble auxiliar (de colgar, de suelo, una columna...). Además, para lograr que el baño dé sensación de más amplitud, pinta las paredes en colores claros y que armonicen entre sí y con el suelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Saca más partido a los cajones

Un cajón en el que todo esté mezclado y sin orden ve reducida su capacidad y nos hace perder tiempo. Recurrir a cestas y organizadores especiales(para cosméticos, papel higiénico, toallas de manos, peines...) nos permitirá sacar el máximo partido a los cajones de los que disponemos y dejar más espacio libre en el resto del baño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Utiliza ideas prácticas de almacenaje

El mayor enemigo de un baño pequeño es el desorden, pero luchar contra él es complicado en un espacio en el que necesitamos tener muchas cosas a mano. Si no se tiene posibilidad de colocar muchos muebles de almacenaje lo mejor es recurrir a cestas organizadoras, dedicadas a cada tipo de accesorio. Elígelas en colores que combinen con las toallas y el color del baño para aportar también orden visual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Una ducha a medida

La ubicación de la ducha determina en gran medida la distribución del resto del baño. Por eso, si no se dispone de muchos metros cuadrados, para que no nos condicione tanto puede ser buena idea colocarla en una esquina, recurriendo a una mámpara y a un platoespecíficos para esa zona. Completálala con accesorios como bandejas o rinconeras con los que puedas tener a mano geles y champús. Elígelos de un material resistente y que cuadre con el resto de los accesorios del baño; detalles como estos contribuyen a que el resultado quede más armónico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Alíate con los accesorios

Otra solución para aprovechar metros son los muebles y accesorios que resuelven más de una necesidad. Un radiador diseñado para colgar en él las toallas te evitará tener que colocar otro toallero y además hará que la salida de la ducha sea más placentera (radiador toallero eléctrico Zeta T EHD, 199€). Y un pequeño armario que tenga un espejo en el exterior de la puerta (Sensea Remix, 89€) ampliará visualmente el espacio y te permitirá tener en orden cosméticos, materiales de cura, accesorios... además de ser muy útil para maquillarte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa