Un encantador cuarto de baño digno de una dama

Una nueva distribución y una cuidada selección de piezas vintage convirtieron este baño en un espacio luminoso que nos traslada a un pasado glam.   

CLAVES DECO

Los cuartos de baño pequeños y poco luminosos requieren soluciones funcionales. Una de ellas, como aquí, es eliminar el tabique de separación del dormitorio e integrarlo en él.

Muros a media altura, estructuras acristaladas, cambios de nivel o muebles a la medida servirán para marcar límites, fusionar ambientes y mantener la debida privacidad.

La acertada mezcla de revestimientos: madera, mármol, pintura y papel pintado, logran en este espacio un equilibrio perfecto y un resultado estiloso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
De película

Una bañera exenta de estilo victoriano es la protagonista indiscutible de este baño con claro acento vintage. Un estilo que se potencia mediante la elección de complementos, como son el revestimiento de mármol en la pared, el dosel o la grifería. Apliques con espejo, de Olofane.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bien integrado

Este dormitorio, femenino y muy romántico, se distribuyó en suite de forma singular. Frente a la cama se realizó un murete a media altura, que sirve de elemento de separación con la zona de baño. Esta estructura, además, se aprovechó para instalar el lavabo con espejo y un mueble de almacenamiento que, salvando el vano de acceso, tiene su réplica al otro lado. Colcha, de Textura. Manta naranja, de Zara Home. Cojín con volantes,
de la firma  Maison de Vacances.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En contraste

Frente al blanco total de paredes, sanitarios y mobiliario, se eligieron vivos colores en el papel pintado que reviste la pared del cabecero, textiles y complementos para dinamizar la zona. Papel pintado, de Usera Usera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles chic

Arreglos florales, toallas entonadas y delicados frascos de cristal con sales, perfume y agua de colonia, convierten esta zona del lavabo en un rincón de tocador súper femenino.Toallas,
de Point à la Ligne.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Integrado en el dormitorio y con bañera

La arquitecta Amaya Pérez Gandarias reformó y actualizó este cuarto de baño a partir de un espacio antiguo y deteriorado. Abierto al dormitorio, colocó muebles bajos similares a ambos lados dejando un pequeño pasillo en el vano de entrada.

Sanitarios. A la izquierda de la entrada se instaló la bañera exenta adosada a la pared. Junto a ella y, cerca de la ventana, el inodoro.

En pareja. Dos muebles bajos similares hacen de elemento separador de ambas estancias. Ambos por el lado del baño ofrecen espacio de almacenamiento y uno de ellos, el que está próximo a la ventana, alberga el lavabo.

Dormitorio. Adosada a la pared, frente a la bañera, se colocó la cama de matrimonio con mesillas a los lados. Bajo la ventana, se ubicó un mueble de cajones, de almacenamiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Baños