Inodoros y cisternas

Esta pieza del baño tiene su día mundial: 19 de noviembre y nosotros nos fijamos en el retrete, inodoro o váter para dedicarle una mirada amable. Porque existe y es imprescindible en el baño.

Inodoro
Hearst
Inodoro y bidé independizados

En este baño el inodoro y el bidé se encuentran en un espacio diferenciado dentro del ambiente.

1 de 13
Camuflado en la pared

En este baño el inodoro se camufla en la pared, todo en blanco. Las vigas vistas del techo y las superfices de madera rompen la neutralidad y aportan calidez.

2 de 13
Con cisterna empotrada

Proyecto del Studio BMK.

3 de 13
Entre hojas

El papel pintado de estampado vegetal caracteriza este baño, que reviste también la columna en la que se empotra la cisterna.

Interiorismo: Lucía del Barrio Pérez del Molino.

4 de 13
Un baño muy actual

Inodoro entre el lavabo y la ducha. Este año pertenece a un proyecto de Egue y Seta.

5 de 13
Con baldosa hidraúlica

Baño decorado por la diseñadora de interiores Libertad Díaz.

6 de 13
Inodoro junto a la ducha

En blanco total. Inodoro volado con cisterna integrada y pulsador en la pared. Interiorismo de Egue y Seta.

7 de 13
Muy retro

Interiorismo del estudio Atelier HR.

8 de 13
Tras un murete

Una solución para conceder cierta intimidad al inodoro cuando se ubica delante de la puerta es crear un murete. El inodoro se oculta detrás. Así desde la puerta no queda a la vista.

9 de 13
En blanco y negro

La misma idea que en cuarto de baño anterior pero con el contraste del blanco y negro en los revestimientos.

10 de 13
Una estantería escalera esconde el inodoro

En este baño una estantería tipo escalera "esconde" el inodoro.

11 de 13
En un baño rústico

La ducha se delimita con un murete a media altura y un fijo de cristal. Junto al murete, el inodoro.

12 de 13
Baño infantil

En este baño, decorado para una niña, el inodoro se ubica en una plataforma elevada.

13 de 13
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Baños