Un baño con ducha de obra en gris y blanco

La decoración en gris y blanco dota de una elegancia indiscutible a este espacio, que adquiere más interés visual con un gresite de efecto degradado.

image
Hearst

La reforma de este cuarto de baño, llevada a cabo por María Lantero Moreno, del estudio Málamo, lo ha convertido en un espacio más funcional y con estilo. Ahora está dividido en tres ambientes; en el central, que se ve desde la entrada, se encuentra el frente de lavabo, doble y con encimera volada, que queda flanqueado por dos zonas; una con inodoro-bidé y otra, con bañera-ducha. Además de su óptima distribución, en él destaca el uso de los revestimientos. El primer acierto es la combinación de pintura gris, plena de matices, y un pavimento blanco, que propaga la luz natural hacia el interior; un dúo que lo amplía visualmente. El segundo, la elegante mezcla de gresites grises, que focaliza la atención sobre el conjunto de bañera-ducha. Plus de estilo: su bonito efecto degradé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Puerta corredera

Junto al frente de lavabo, pero en un espacio independiente cerrado mediante una puerta corredera, se han situado el inodoro y el bidé, enfrentados. El color de las paredes y el pavimento
armonizan, con el objetivo de que esa homogeneidad transmitiera sensación de amplitud. Reforma, del estudio Málamo. Lavamanos Starck I, de Duravit.

Gresite en tonos gris

El gresite en varios tonos de gris da más protagonismo a la composición de bañera y ducha. El mosaico también separa visualmente esta zona de la del lavabo, aunque sus tonos son armónicos. Gresite, de Azulejos Peña. Bañera, de Roca. Cestas, de El Globo Muebles.

Velas aromáticas

Elige tus favoritas y ¡decora! Velas, de Primark Home (4 € c/u).

Lavabo incluido

Modelo Anima, de la firma Roca, con espacio de almacén (desde 490 €).

Con pátina blanca

Cestas Alessandra, de Lene Bjerre,en ratán (216,95 €/juego de tres).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Para el baño