Micasa participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Micasa recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

Antes y después: 2 baños que resucitaron gracias al papel pintado

¿Lo mejor de todo? ¡Que no necesitaron ninguna obra!

baños reformados sin obra decorados con papel pintado
Decoryver

A estas alturas de la película, tenemos claro que Ana Lorenzana —la interiorista tras Decoryver— es (como se dice coloquialmente) una auténtica crack. Vamos, que arrasa con cada proyecto que se le pone por delante.

Hoy te traemos dos baños reformados sin obra de su extensa colección de éxitos, que han dado un cambio espectacular gracias a trucos tan sencillos e ingeniosos como añadir papel pintado, o cambiar el mueble del lavabo, entre otros.

BAÑO 1: MOTIVOS EXÓTICOS EN TONOS MOSTAZA

El primero de los dos baños lucía oscuro y anticuado, decorado en blanco y azul con la clásica (y aburrida) franja de azulejos ornamentales que nos trasladan directamente varias décadas atrás. ¿Las claves para reformarlo sin obra? En primer lugar, pintar de blanco las paredes para acabar con esa terrible franja y decir adiós al color azul liso. De este modo, la ducha ganó muchísima luminosidad.

El siguiente paso consistió en añadir un precioso papel pintado con motivos botánicos en tonos grises y mostaza donde antes estaba la pintura azul. Este gesto tan sencillo marca la diferencia entre un baño estándar y un baño estiloso y actualizado.

baño antes de la reforma
Decoryver
baño reformado sin obra decorado con papel pintado
Decoryver
baño antes de la reforma
Decoryver
baño reformado sin obra decorado con papel pintado
Decoryver
Las baldosas del suelo se cubrieron con un pavimento vinílico que imita a madera y que potencia aún más la luz y la naturalidad de la estancia.

BAÑO 2: LA ALEGRÍA DE UN ESTAMPADO CON CEBRAS

El segundo baño estaba decorado al completo con papel pintado. ¿El problema? Que se trataba de un modelo excesivamente soso y monótono. Además, el baño era excesivamente minimalista. Vamos, ¡que no tenía ni espejo!

Para darle la vidilla que necesitaba, Ana eligió un alegre papel pintado con dibujos de cebras, añadió un espejo redondo con marco metálico, y reemplazó el mueble bajo el lavabo por dos baldas de madera suspendidas que ofrecen un espacio de almacenaje que antes no existía. Para completar el nuevo look, se apostó por un lavabo exento, grifería con acabado mate a juego con el toallero y el marco del espejo, y toallas en color mostaza.

baño antes de la reforma
Decoryver
baño reformado sin obra decorado con papel pintado
Decoryver
baño antes de la reforma
Decoryver
baño reformado sin obra decorado con papel pintado
Decoryver
Se taparon las baldosas del suelo con un pavimento efecto madera en un tono clarito muy nórdico.

Proyecto e información: Cortesía de Decoryver.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Antes y depués