Un baño azul y amarillo

En septiembre nos entregan un piso. Los azulejos del baño que está dentro de mi habitación son, a mi pesar, amarillos hasta la mitad y el resto azul fuerte. ¿Tengo que resignarme a poner los complementos en esos colores? Si quedara bien un tercer tono ¿cuál puede ser?

Si no te gustan los azulejos, evita potenciarlos con complementos que evidencien aún más ese esquema de color que rechazas. En el caso de que los sanitarios sean blancos, puedes colocar unos complementos blancos, a juego con ellos. Otra opción es recurrir directamente a complementos en acero inoxidable: su acabado metalizado no es nada comprometedor. Más complicadas resultan las toallas. Una baza segura consiste en vestir el baño con toallas blancas. Además, allí donde las coloques, junto al lavabo o cerca de la ducha, te ayudarán a ocultar parcialmente esos azulejos de color que no te gustan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas