Antes y después así quedó este viejo baño, moderno y funcional

La transformación es increíble.

Baño antes y después: Lavabo
@sosa_photographer

El espacio original se mantiene: no se ha tirado ningún tabique y solo se ha prescindido de la bañera, pero el lugar que ocupaba sigue siendo el mismo que ahora ocupa la cabina de ducha. Sin embargo, la reforma de este cuarto de baño, realizada por Isabel Díaz Vecino (estilohome.es), ha supuesto darle la vuelta como un calcetín, y no solo parece mucho más grande, también más luminoso y, por supuesto, más atractivo. ¡Casi nada!

antes despues lavabo
@sosa_photographer
antes despues wc
@sosa_photographer
antes despues ducha
@sosa_photographer

El baño, antes de la reforma, disponía de una bañera que ocupaba toda una pared, y el alicatado era oscuro, con azulejos verde musgo y blanco. En su lugar se instaló un plato de ducha a ras de suelo de resina, protegido por una mampara de cristal.

Mira cómo quedó el baño después de la reforma


Papel pintado modelo Garden Plain, de la firma Sanderson.
@sosa_photographer

El mueble de lavabo, con doble lavamanos y dos cajones, se ha instalado suspendido, lo que aporta ligereza al baño.
Mueble de lavabo, grifos y lavabos, de IKEA.
@sosa_photographer
Mampara y plato de ducha de resina, de la firma Roca.
@sosa_photographer
Inodoro de Roca. Baldas de IKEA.
@sosa_photographer
Las baldas se cambiaron de pared, colocándose sobre el WC, donde ocupan menos.
Banqueta de Casa Shop.
@sosa_photographer
Junto a la ducha se colocó una banqueta de madera para productos de aseo, y cajas de terciopelo verde.

He aquí las pautas marcadas por la interiorista para modernizar esta estancia de la casa, sin tocar la distribución y con un presupuesto bastante ajustado.

Revestimientos mixtos. Los azulejos antiguos, de un verde oscuro y un formato muy pasado de moda, fueron sustituidos por baldosas cerámicas vitrificadas en color mate y de tamaño grande (60x30 cm). Esta elección es magnífica para ganar luz y para dar amplitud. Además, se le ha añadido perfilería de acero inoxidable con brillo entre las piezas, lo que aporta movimiento al revestimiento. El material se combinó en la parte superior con papel pintado vinílico, cuyo estampado, muy bonito pero discreto, no resulta invasivo y alegra el ambiente. En el pavimento, la elección fue un porcelánico de imitación de mármol Ibiza.

Plato de ducha de fácil acceso. La idea de optar por esta solución y prescindir de la tradicional bañera mejora mucho el tema de accesibilidad y acentúa la sensación de continuidad espacial, ya que la mampara trasparente separa sin obstaculizar la luz que entra por la única ventana del baño.

Aprovechamiento del espacio. Un mueble de lavabo con doble lavamanos y cajones grandes sustituye al antiguo armario, más sencillo. Su color claro y diseño, que no apoya directamente en el suelo, hace más fácil la limpieza por debajo y resulta más liviano visualmente.

El inodoro está en el mismo lugar, pero los estantes dispuestos en la pared contigua se instalaron sobre el sanitario, con el fin de dejar ésta libre. Debajo de la ventana se fijaron tres ganchos, de la marca Balungen, para colgar toallas, de Zara Home. Resultan muy prácticos a la hora de tenerlas a mano, cuando se sale dela ducha. Un banquito de madera, a juego con el marco del espejo, hace más seguro vestirse.

Iluminación general y puntual. Además de los focos del techo, que crean una luz cómoda, sobre el espejo se puso una linestra, mucho más adecuada para maquillarse, afeitarse, etc.

Así era el cuarto de baño ante de la reforma

antes wc
@sosa_photographer

antes lavabo
@sosa_photographer

antes ducha
@sosa_photographer

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas