Recuperamos el amor por las bañeras

El lujo de darse un baño con tiempo y mimo es cuestión de espacio. Si lo tienes, no lo dudes: ¡adoramos las bañeras! Y aún más si son tan bonitas como estas.

Mientras el espacio lo permita, es un lujo disponer de una bañera grande donde disfrutar verdaderos tratamientos de belleza y relax. ¿Quién puede resistirse a olvidarse del mundo por un rato en medio de maravillosos perfumes y sensaciones únicas de bath bombs? Y, además, las bañeras son elementos decorativos de primer orden.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Baños