Baños a la carta: 4 Ejemplos para que elijas bien tu estilo

Cuartos de baño bonitos
Hearst

He aquí cuatro estilos para cuartos de baño muy diferentes: grandes, pequeños, abuhardillados... y con una decoración a medida de cada uno: contemporánea, tradicional o desenfadada.

1 Un cuarto de baño en pocos metros

Alegre y luminoso, este baño, de Car Möbel, es súper completo, no le falta detalle.
Hearst

Armario abierto muy práctico. Un sencillo mueble sin puertas y con un estante para útiles de higiene aloja el lavabo redondo de reducidas dimensiones. Simple pero eficaz.

Espejo y porta-toallas. El primero lleva una balda incorporada que resulta muy práctica. En cuanto al toallero de escalera, no ocupa y es perfecto para tener las toallas a mano.

Alfombra colorista. No pisarás el suelo al andar descalzo. Nada mejor que una alfombra de pasillo. Las vinílicas son ideales para zonas humedas, se pueden mojar y lavar.

Cestillos. De rejilla o de paja, resultan decorativos y una gran solución para guardar ordenados y a la vista objetos pequeños.

2 Un baño con amplitud visual

Laura Ashley propone este cuarto de baño con look típicamente inglés.
Hearst

Muebles tradicionales. En baños grandes son muy decorativos los armarios clásicos con puertas molduradas y encimera de mármol. Si el espacio lo permite, las bañeras exentas son todo un lujo.

Zócalo de madera. Los frisos altos revistiendo paredes aportan elegancia y personalidad a un espacio "humilde" como el baño. Pueden ser de madera, o de PVC, que aguantan bien la humedad.

Estores estampados. Los motivos de flores en estores y cortinas "levantan" la decoración de cualquier espacio, como se puede ver en la foto.

En altillos. Si tus techos son altos, aprovéchalos con estantes en la parte superior que sirvan como espacio de almacén.

3 Cuarto de baño abuhardillado

Bello y natural, este baño de Leroy Merlin se ha decorado en dos tonos relajantes.
Hearst

Cabina a ras de suelo. Aunque unida al lavabo, la ducha es un elemento independiente. Se ha instalado en una cabina con puertas al mismo nivel que el resto del suelo, para facilitar su acceso.

Paredes y suelos en falsa madera y blanco. El revestimiento combina dos tipos de cerámica. En el lavabo imita la madera, y en la ducha, el formato tipo gresite en blanco rompe la uniformidad. ¡Qué bonito!

Baldas en vez de armarios. La superior integra el propio lavabo. Es una solución moderna, que añade ligereza y un aire contemporáneo a cualquier baño.

Buen tamaño. La cabina ocupa todo el ancho de la pared. Resulta muy cómoda para ducharse solo o asear a los niños.

4 Un baño súper equipado

Buen maridaje: revestimiento cerámico y papel pintado... ¡de película!
Hearst

Papel pintado. ¿Por qué no en el baño? Hay diseños resistentes al agua y así de bonitos. Se puede crear un ambiente extraordinario con este recurso al alcance de la mano y tan resultón. ¿Te atreves?

Gran bañera. Rematada por un zócalo de piedra clara a juego con el pavimento y papel pintado en el resto.

Cajoneras extragrandes. Un mueble bajo la encimera del lavabo del ancho de la pared, con varios cajones, es un gran recurso de almacenaje.

Complementos "luxury". Una lámpara o un aplique destinado a un dormitorio o a un salón puede quedar de maravilla en el cuarto de baño. Lo revaloriza y añade un look sofisticado. Así de fácil.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Baños