Un coqueto cuarto de baño en blanco, rosa y turquesa

Proporcionan una atmósfera liviana, por la luz y la limpieza que desprenden. Dichas sensaciones se transmiten a este baño acogedor y con un delicioso punto naif.

Un cuarto de baño súper refrescante.
Hearst

BLANCO Y TURQUESA FOREVER

Los recursos utilizados para equipar este cuarto de baño, de la firma Leroy Merlin, son sencillos pero eficaces. Sin necesidad de recurrir a un blanco puro, el papel pintado con motivos en azul celeste pone un fondo delicado y limpio. El mueblecito de lavabo en color turquesa es un extra añadido. Un tono que arrasa en decoración y remite al agua del mar con sus variantes en azul y en verde. Los pequeños detalles, como el cuadro sobre el estante, refuerzan su presencia en la paleta cromática.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un cuarto de baño súper refrescante.
Hearst

GRIS, NEGRO Y TOQUES DE ROSA Y SALMÓN

En tono oscuro, como el atracita, el gris es un color que combina muy bien con la gama de azules y con verdes claros. Añade un contrapunto elegante, aquí se ha elegido para el suelo, como también el negro, que se “deja ver” en pequeños elementos, como los apliques o el marco del espejo.

Hearst

Los detalles en rosa -palo, fucsia, chicle- y salmón ponen la chispa, la sorpresa. Y es que tanto los rosas como los turquesa y azules luminosos son colores pastel que se llevan de maravilla.

Coordinación: Pilar Perea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo