¿Tienes un baño pequeño? Sácale partido con estos trucos

Si el diseño de tu baño te da dolor de cabeza, no te preocupes, ¡te enseñamos las mejores ideas para que aproveches hasta el último rincón!

A veces, cuanto más pequeño es el cuarto de baño, más nos desesperamos. Ya se trate de un aseo o del baño principal, estos trucos sobre distribución y color te ayudarán a crear (¡por fin!) un espacio chic, acogedor y funcional. ¡Toma nota!

APROVECHA LAS ESQUINAS

Que sea pequeño no quiere decir que tenga que pasar desapercibido. Coloca un espejo llamativo encima de un sencillo lavabo y utiliza una balda como espacio de almacenaje. ¡Verás qué cambio!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
View this post on Instagram

#😍

A post shared by Ramona Razzaghipour (@dambylovesthatroom) on

Aunque las ventanas coincidan en la esquina, el lavabo quedará igual de bien y tendrás luminosidad extra. Además, también puedes colocar un pequeño espejo en la parte superior. ¡Todo son ventajas!

Este lavamanos incluye dos cajones inferiores y una balda donde puedes colocar el resto de tus cosas. Si además lo decoras con una plantita, ¡conseguirás un baño top!

Una estantería abierta junto al lavamanos es perfecta para colocar tus cremas y productos, y además te ahorras el espacio que generaría un armario completo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Otro lugar de almacenaje ideal, sencillo y siempre a mano. Perfecto para colocar los objetos que más utilices.

El lavabo se separa de la bañera por una pequeña mampara de cristal. ¡Esto sí que es aprovechar el espacio!

Tus baños serán más cómodos si colocas unas baldas en la pared. Tendrás todo a tu alcance y podrás decorarlas con unas flores bonitas para ganar en estilo.

En este baño han aprovechado el hueco de la pared para disponer una estantería improvisada. ¡Todo un acierto!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

APUESTA POR EL COLOR

Si lo ves soso, atrévete a usar una paleta de colores llamativos que lo revivan. Además, así nadie se fijará en el tamaño.

El contraste del blanco con el fondo floral es alegre y genera mucha luminosidad.

Un papel pintado con hojas de palmera es perfecto para convertir tu baño en una selva. Y si lo combinas con un mobiliario blanco y toallas verde... ¡Quedará monísimo!

Aquí, el fondo es sin duda el protagonista absoluto: motivos botánicos con colores otoñales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Un papel pintado tan llamativo que no podrás fijarte en nada más. Los azulejos en blanco aumentan el contraste y generan un ambiente elegante.

DUCHAS A RAS DE SUELO

Son la forma perfecta de ahorrar espacio. Solo necesitas una mampara de cristal y... ¡Listo!

En este baño los cristales dividen el espacio, y el contraste entre el negro y el blanco queda superchic, por no mencionar los detalles dorados... ¡Precioso!

Otra opción, la ducha colocada en el centro del baño. Ojo al mosaico del suelo... ¡Puro carácter!

Un moderno baño dividido en dos por la mampara. Sobrio, elegante y equilibrado. La opción ideal para amantes del minimalismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Baños