Cómo limpiar y desinfectar el baño a fondo con estos 10 trucos

Mantén el aseo reluciente siempre, como si esperararas invitados. Sigue nuestros consejos y dile adiós a los gérmenes en tu casa.


    El baño es una de las zonas críticas cuando hablamos de limpieza, por eso hay que extremar el cuidado a la hora de desinfectar. No vamos a ponernos a enumerar la cantidad de gérmenes y bacterias que se acumulan en cada esquina, así que iremos a lo práctico: trucos para poner fin a la suciedad. Si tú también eres un friki de la limpieza te gustarán los #cleantok, que define a las personas que tienen obsesión por limpiar.

    This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Limpiar el baño es una de las tareas más engorrosas que hay, pero si no lo hacemos, nuestra salud puede correr grave peligro, y es que el moho y la humedad son, definitivamente, nuestros enemigos. Tenemos el secreto para mantener los baños decentes durante toda la semana con esta guía para el mantenimiento y limpieza del aseo. Lo tendrás en perfecto estado de revista todos los días.

    1. Organiza el baño

    Lo primero que tienes que hacer es seleccionar todos los productos que ya no utilices o estén caducados y tirarlos a la basura. Aprovecha que sacas todo de los armarios y cajones para pasar un paño humedecido con lejía o amoniaco, rebajados con agua, para limpiar a fondo los rincones.

    Hearst

    Una vez hecha la selección de los básicos, quita el polvo sin olvidar esquinas, altillos y aquellos elementos que no sueles tener en cuenta en la limpieza habitual. Procura mantener el orden el el baño, sobre todo el mueble del lavabo, sigue este vídeo tutorial para organizarlo mejor.

    2. Trucos para limpiar la ducha

    Si la distribución de tu baño cuenta con una ducha, tienes que conocer uno de los mejores trucos: crear un gel potente de limpieza a base de vinagre y jabón. Mezcla dos partes de agua con una de vinagre y otra de jabón. Frota con la ayuda de una esponja este detergente natural para limpiar el aseo, deja que la pasta se asiente y enjuaga después con agua. Tendrás la máxima efectividad anti-gérmenes al instante.

    Muy Mucho

    Para evitar que cuando te duchas se derrame el agua en el suelo, instala una cortina o una mampara. El plástico es un foco de gérmenes, así que tienes que recordar estos trucos infalibles para limpiar tu cortina de ducha.

    3. Un lavabo reluciente

    Si tu lavabo tiene manchas de grasa, moja una esponja con agua oxigenada, pásala por la zona sucia y deja actuar durante unos minutos antes de aclarar.

    Ralf Pascual/Leroy Merlin

    Si la mancha se resiste, elabora una pasta con bicarbonato y agua oxigenada. Extiende y deja actuar, luego retira con un paño humedecido con agua. Los limpiadores naturales caseros son una buena opción para tener la casa como los chorros del oro, solo tienes que probarlos y sabrás cuál es tu favorito.

    4. Quita la cal del inodoro

      Es un lugar delicado, así que merece tener resultados efectivos al 100%. Para limpiar el interior del inodoro y evitar las manchas amarillas de la cal acumulada, utiliza una mezcla, a partes iguales, de bicarbonato sódico y vinagre blanco. Verás que resulta una espuma, que permite desprender el dióxido de carbono. Derrama con cuidado esta mezcla por el inodoro y deja actuar alrededor de 10 minutos. Pasado este tiempo, frota con la escobilla y enjuaga bien con agua.

      5. La escobilla, un nido de gérmenes

      Una limpieza profesional del baño pasa por eliminar las bacterias al completo. Para desinfectar la escobilla, sumérgela en un cubo con agua fría y lejía durante unos 10 minutos. Para el día a día, deja en el vaso del escobillero un chorrito del limpiador del baño. Prueba la escobilla ergonómica de silicona, con cabezal triangular para acceder a todos los puntos ciegos.

      6. Cómo limpiar los azulejos

      Para devolver el brillo y la blancura a los azulejos, impregna una esponja humedecida en agua en bicarbonato. Aplica y frota. Enjuaga después normalmente. Si aún quedan restos, aplica una segunda mezcla a base de vinagre y limpiador de baño. Hará que brille la porcelana y será el blanqueante extra perfecto. Aclara después con agua.

      Tenvinilo

      Si los muros del baño tienen papel pintado o vinilos, siempre hay otros trucos fáciles para limpiar las paredes de la casa.

      7. Desinfecta el suelo del baño

      Cuando necesites quitar de forma eficaz la suciedad del baño conviene que elijas una limpiadora de vapor con alta presión, porque es capaz de eliminar las manchas más incrustadas y deja los azulejos y el suelo impecables, además de desinfectados.

      A diario, bastará con fregar el suelo con agua fría y un chorrito de lejía o utiliza un limpiador clásico para baños y cocinas. Echa un vistazo para estos buenos consejos para que tu baño tenga siempre buen olor.

      8. Una bañera muy limpia

      La humedad y el moho se asientan en los recovecos de la bañera, pero tienes que mantener la higiene a raya con una limpieza regular. Elige un buen producto para rociar la superficie cerámica y deja que actúe. Si tu apuesta es ecológica, puedes echar un vistazo a estos trucos de limpieza muy eficaces con productos naturales para proteger tu hogar.

      La Redoute Interieurs

      Procura abrir las ventanas y la puerta para que no te afecten los componentes tóxico. Luego, utiliza la ducha para retirar los restos del detergente y continúa con un paño húmedo o una esponja para que quede brillante.

      9. Marcas de cal en la mampara

      Una vez que la cal se ha depositado e incrustado en el cristal es muy complicada de eliminar; puedes probar con una esponja humedecida en vinagre blanco caliente o en alcohol de quemar.

      Hearst

      Después deberás secar la superficie muy bien con un paño de algodón, que no suelte pelusa. De todas formas el único truco que existe para prevenir la aparición de restos de cal es secar a fondo la mampara cada vez que se utilice, y quitar los restos de agua y de jabón.

      Una idea más: Los gérmenes viven a sus anchas en un hábitat húmedo, por eso te mostramos cómo acabar con ellos al limpiar la cortina de plástico la ducha.

      10. Truco para limpiar la alcachofa de la ducha

      Por paradójico que resulte, solemos olvidarnos de limpiar en condiciones la parte que más utilizamos. Nos referimos al rociador de la ducha, que se desinfecta de una forma muy sencilla. Pero, ¿por qué es tan crucial hacerlo? La respuesta es muy sencilla: al estar en contacto permanente con el agua, el cabezal se va llenando de pequeñas partículas de minerales como el calcio, el sílice o el magnesio, y estas, al final, terminan por obstruir el paso del agua. De hecho, cuanto más dura sea el agua, más rápido será el proceso.

      Publicidad - Sigue leyendo debajo
      Más de Para el baño