desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Mascotas

Cómo cuidar a tu perro para que esté sano y feliz

Toma buena nota de estas 7 señales que podrían indicar que tu perro no está todo lo sano que debería.

Katie Avis-Riordan 28/05/2018
Imprimir

Cómo cuidar a tu perro

En la foto, Rayo, de @franyerga


¿Sabes cuán saludable está tu perro? El Dr. Philip Schledorn, veterinario de AniForte, nos da importantes consejos para que tu perro esté lo más saludable posible.

Philip considera que la nutrición es la clave para que tu querida mascota goce de buena salud y de que tenga una vida larga y feliz. Pero todo depende de nosotros, los propietarios.

Toma nota de estos consejos y de los signos que pueden indicar una mala alimentación, y qué hacer al respecto...

1. Pelo apagado

"Un pelaje brillante y saludable es un signo de salud", dice el Dr. Philip. "Si el pelaje de un perro empieza a perder brillo y está apagado, podría ser una señal de que no están recibiendo nutrientes suficientes de la comida".

Si notas estos signos en tu perro, el Dr. Philip aconseja añadir ácidos grasos omega-3 a su dieta, que se puede encontrar en el atún, el salmón y las sardinas. Sencillamente integra estos alimentos a sus comidas.

Otra opción es echar una cucharadita de aceite vegetal en la comida del perro, para realzar el brillo de su pelaje.

1503996945-syn-cos-1474024183-gettyimages-537970639

Foto: Getty Images   

2. Problemas en las articulaciones

Muchos perros sufren problemas en las articulaciones, en particular las razas más grandes. Este problema se vuelve más severo si la mascota tiene sobrepeso.

"Esto causa un exceso de presión sobre las articulaciones que le ocasionará una verdadera incomodidad", dice el Dr. Philip. "El síntoma principal de la artritis en los perros es el dolor en las articulaciones que causa tensión en los músculos".

"La tensión muscular es también el resultado de comer en exceso, ya que ocasiona acumulación de productos metabólicos de desecho. Por lo tanto, es de vital importancia medir cuidadosamente las cantidades de alimento".

Cuando se trata de hacer ejercicio, el Dr. Philip sugiere que lo mejor y más moderado para mejorar las articulaciones, es nadar, caminar bajo el agua y terapia física, tres o cuatro veces al día. En lugar de descansar, el ejercicio aumenta la circulación y suministra nutrientes y oxígeno al cuerpo.

Además del ejercicio, también puede añadir un suplemento a la comida para aliviar el dolor en sus articulaciones.

1503996905-1503590769-border-collie-running

Foto: Getty Images / Steve Hoskins

3. Demasiados caprichos

Es muy fácil caer en malos hábitos con tu perro, ya sea sobrealimentándole con las sobras de tu plato o con golosinas cada cierto tiempo. Esto puede conducir a un exceso de comida y que su perro engorde demasiado.

Según una encuesta reciente de la Asociación de Fabricantes de Alimentos para Mascotas, el 81% de los profesionales veterinarios creen que el nivel de obesidad en las mascotas está empeorando.

1503996960-syn-cos-1503591075-dog-being-fed-by-owner

Foto: Getty Images   

¿Cómo saber si tu perro tiene sobrepeso?
- Deberías poder sentir las costillas de tu perro cuando tocas su cuerpo si tienen un peso normal. La curva de su parte inferior del cuerpo también debe ser visible.
- Si tu perro tiene dificultad para levantarse, puede tener sobrepeso.
- Si tu perro se cansa rápidamente o tiene problemas para respirar cuando sales a pasear con él, esto también puede ser una señal de que tienen exceso de peso.

4. Sobras

"Ciertas técnicas de alimentación como 'alimentarle a discreción' ciertamente no son aconsejables, significa que no tienes perspectiva sobre cuánto está consumiendo tu perro", explica el Dr. Philip. "Las porciones de alimentos deben medirse según el peso del perro, para garantizar que tiene la cantidad saludable de alimentos en cada comida".

Las sobras de las comidas destinadas a los humanos pueden ser dañinas para tu mascota, ya que no todos los alimentos humanos son apropiados para los perros, y algunos incluso son tóxicos, como la cebolla o el chocolate.

1503996965-syn-cos-1503591352-puppies-eating

Foto: Getty Images   

5. Pérdida de peso

Algo que debes hacer si tu perro está engordando es darle menos carbohidratos y grasas. ¡También deja de darles esas pequeñas golosinas y galletitas!

El ejercicio es esencial y una buena opción es dividir la comidas en dos o tres porciones más pequeñas a lo largo del día, en vez de una comida sola.

"Muchos perros se vuelven loscos con la comida y no tienen una idea de cuándo están llenos", dice el Dr. Philip. "Incluso te harán creer que tienen hambre con esos ojitos".

 

⚡️Rayo⚡️

Una publicación compartida de Fran Muñoz (@franyerga) el

6. Alergias

Puede haber varias señales de que tu perro es alérgico, como infecciones de oído, picazón en la piel, diarrea y vómitos. Para saber si tu perro pasdece alguna alergia alimentaria, si experimenta alguno de estos síntomas, elimina un alimento cada vez de su dieta. Así, podrás detectar que le causa la reacción.

El Dr. Philip sugiere darle a los perros alimentos para mascotas sin granos, ya que el grano es un alérgeno para muchos animales.

1503996969-syn-cos-1503591551-dog-in-countryside

Foto: Getty Images   

7. Enfermedad de las encías

"La enfermedad de las encías es un resultado adicional de una dieta deficiente, y se nota cuando un perro empieza a tener mal aliento, pérdida de apetito o las encías inflamadas", explica el Dr. Philip. "Por lo general, la enfermedad de las encías es causada por la formación de sarro dental, que es el resultado de la acumulación de materia de desecho en la saliva de un perro".

La solución es una dieta sana y equilibrada para reducir la formación de sarro y materiales de desecho.

Sigue los consejos del Dr. Philip y tu querido perro será más saludable, más feliz y estará aún más guapo.

Vía Prima.


Ver más articulos