desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Mascotas

Cómo tener un hámster más feliz que una perdiz

¡Pequeños detalles que le convertirán en el roedor más molón!

Aránzazu Díaz Huerta 15/11/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Me llamo Salem y soy un hámster Roborowski. Soy el más pequeñito de mi especie y rondo los 5 centímetros. Como en la naturaleza soy una presa fácil, tengo un carácter miedoso, ¡pero corro más que ninguno! De hecho, soy algo hiperactivo, así que necesito muchos juguetes para entretenerme. Lo de que me cojan y esas cosas no me gusta mucho, es más, suelo escapar en cuanto lo intentan, digamos que se mira pero no se toca. Aún así, soy una criatura suave y adorable, y estoy seguro de que te vas a enamorar de mí. ¿Quieres saber cómo cuidarme? Sigue leyendo...

Te interesa:

- Un jerbo en casa

- Cobayas: una mascota perfecta para los niños



Tags: animales y mascotas.

Comentarios

Publicidad


Ver más articulos