MiCasa
Buscador

Ideas deco

Cómo decorar y amueblar tu zona de confort

Hace tiempo ya que el salón dejó de ser ese espacio solemne al que solo tenían acceso las visitas. Descubre aquí una opción más friendly.

Begoña Fernández 07/12/2016
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



El salón es, casi siempre, la estancia con mayor superficie de la casa y su tamaño aumenta con la actual tendencia de integrar en el mismo espacio el recibidor y la cocina. Su decoración y su distribución plantean muchas dudas y para resolverlas nuestro mejor recurso es la planificación. Tener en cuenta las medidas y la planta del salón, así como la ubicación de ventanas, miradores, radiadores, chimenea o la presencia de columnas y pilares con sus retranqueos, es esencial.

Conocer las características del salón es el punto de partida para evitar errores como comprar un sofá extra largo que no cabe, porque se eligió a ojo, o sí cabe, pero no permite abrir la puerta de acceso a la terraza. El tamaño importa, pero también respetar las zonas de paso, porque al circular por el salón nunca se deberían encontrar obstáculos, como una mesa de centro tan grande que queda demasiado cerca del sofá —se aconseja una distancia de 40-50 cm— o una mesa auxiliar que interrumpe el paso para llegar al mueble del televisor.

La iluminación es otra cuestión que se resuelve con éxito si, previamente, se tiene en cuenta qué actividades diversas se realizan y si se elige en consecuencia. Para acertar se deben combinar varios puntos de luz bien distribuidos para crear ambientes y, aún mejor, instalar dimmers o reguladores de intensidad, para adaptarla en función del gusto personal y la cantidad de luz natural que tiene el salón en cada momento. En cuanto a la decoración y la elección de los muebles, las prisas no son buenas. El salón ya no es el espacio para recibir visitas. Es necesario que aquello que nos rodea, desde el sofá hasta el jarrón, nos haga sentir bien en nuestra casa.



Comentarios

Publicidad


Más Salones




Ver Todos