desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Trucos de hogar

7 Consejos para afrontar las tareas de limpieza en primavera

Un estilo de vida ajetreado pueden conducir a amontonar en rincones y adoptar malas rutinas en casa. He aquí cómo hacer la limpieza de la casa más fácil...

Chloe Gray 18/05/2018
Imprimir

Trucos de limpieza para la primavera

Si las tareas domésticas te suponen un trabajo duro, debes quitártelas de encima cuanto antes.

Así que si el tiempo se te echa encima para acometer una limpieza a fondo para el cambio de estación, hay algunas ideas básicas que pueden hacer la tarea más sencilla.

Hemos recogido nuestros mejores consejos para una limpieza fácil de primavera:

1. Lo primero es lo primero, sé realista. No trates de atacar toda la casa en un día, o terminarás sintiéndote derrotad@. Intenta completar solo una habitación en cada sesión para lograr una agradable sensación de logro. Por ejemplo, durante un fin de semana podrías abordar el salón y un dormitorio. A lo largo de un mes, habrás librado toda la casa del desorden y la suciedad.

2. Prepárate antes. Reúne a tu ejército de limpieza para acometer la siguiente tarea o habitación; de esta forma, no tendrás que ir i venir hasta el armario bajo del fregadero para buscar productos o dispositivos de limpieza. Mejor aún, organízate una salida al súper para comprar los básicos. ¡Nada anima el swing de la limpieza como tener que ir de compras!

La lista de la compra podría ser:
- Guantes de goma
- Paños de microfibra
- Pulimento de superficies múltiples
- Spray de limpieza multi-superficie
- Lejía
- Cepillo de dientes viejo
- Limpiador de piso, fregona y cubo

limpieza primavera

3. Prueba con detergentes hechos por tí. Ahorra tiempo eligiendo cuál es el mejor limpiador usando artículos de tu despensa que no solo son más baratos sino también ecológicos.

- El vinagre es ideal para eliminar la acumulación de cal en grifos (no bañados en oro) y mamparas de ducha. También puede usarlo para limpiar ventanas.
- Pasta de fregar hecha con bicarbonato sódico y agua (al 50%) es ideal para eliminar manchas de las encimeras, fregaderos, cocinas, puertas del horno y sartenes.
- El zumo de limón es un agente blanqueador natural. Úsalo para eliminar las manchas de las tablas de picar frotando con limón fresco y déjelo toda la noche. También es eficaz para eliminar las manchas de óxido.

bicarbonato-y-limon-limpieza

4. Recoje todo el desorden en la habitación antes de empezar a limpiar. Ten a mano contenedores de basura para que puedas ordenar las cosas que quieras guardar, almacenar, vender, regalar o tirar. ¡Sin misericordia!

5. Comience por el techo. Si ya has elegido la habitación con la que te vas a meter, empieza por las zonas superiores, ya que el polvo tiende a caer -limpiar la repisa de la chimenea antes que el espejo sencillamente dejará el polvo otra vez en la superficie ya limpia-. Recuerda este orden: quitar el polvo, aspirar, fregar los suelos.

6. La prevención es clave para facilitar el trabajo la próxima vez.
Prueba estos consejos:

- Coloca una bandeja para hornear vacía en el estante más bajo del horno para atrapar la suciedad de las paredes mientras limpias el horno por dentro.
- Coloca hojas de periódico viejo en el fondo de los cubos de basura para absorber los líquidos y evitar que se filtren al  contenedor.
- Rocía las superficies de la ducha después de cada uso para evitar la acumulación de cal. Haz tu propia solución usando una botella de spray vacía, y añadiendo a partes iguales agua y vinagre blanco destilado.

7. Saca más provecho de los electrodomésticos. Limpia los filtros de la campana extractora o los estantes del refrigerador en el lavavajillas, pasarás menos tiempo fregando. Y usa todas las opciones que te brinda tu aspiradora, como la boca para esquinas o tapicería.

Vía Good Housekeeping.


Ver más articulos