desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Trucos de hogar

¡Puertas como nuevas!

Cómo arreglar los daños en los marcos de las puertas. Cualquier golpe o las fechorías de las mascotas pueden destrozar el marco de la puerta en segundos. Te contamos cómo repararlo.

Blanca del Río 26/09/2015
Imprimir
Twitter
Facebook
Pinterest

Cómo arreglar los daños en los marcos de las puertas

Un mal golpe a la hora de mover un mueble puede ocasionar el levantamiento de la pintura o dañar la madera. El paso del tiempo o un portazo también puede provocar daños. Del mismo modo, tener mascotas también supone un peligro para estas piezas, pues resultan de sus favoritas a la hora de entretenerse.

Para reparar los marcos de las puertas es necesario, primero, valorar los daños. ¿Es un daño superficial? Bastará con lijar un poco la superficie, eliminando los restos levantados y pintar después. Si es necesario, añade un poco de masilla para madera y vuelve a lijar hasta perfeccionar el acabado.

Esta masilla especial para madera se hace indispensable si se ha roto o le falta un trozo que ha provocado una hendidura. Para utilizarla, mediante una espátula o pistola selladora aplica en una inclinación de unos 45 grados, empujando hacia el interior de la grieta o hendidura. Cuando el producto haya quedado al nivel de la superficie, impregna los dedos en agua, crema de manos o alcohol isopropílico y moldea (dependiendo del tipo de masilla, este producto varía. Asegúrate antes leyendo las instrucciones del fabricante). 

Cuando esté listo, retira la cinta adhesiva protectora de las zonas en las que no ibas a poner masilla y deja secar entre 24 y 48 horas. Una vez seco, lija de forma suave con un taco para dejar bien nivelada la superficie. De esta forma, ya está listo para imprimación, pintura y barnizado.

Esta masilla también la puedes hacer tu misma con cola blanca y harina de carpintero (o de otro tipo que sea fácil de colorear después). Mezcla y deja reposar media hora en un recipiente y lugar seco. Remueve después hasta formar la masilla y deja que emulsione.

Si es necesario cambiar el marco, lo mejor será llamar a un carpintero. Si son daños superficiales, no sufras. Esta solución, ¡funciona!


Comentarios

Publicidad


Ver más articulos