desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Iluminación

28 Lámparas e ideas para crear atmósferas acogedoras

Una iluminación óptima y flexible enriquece la decoración y crea atmósferas más acogedoras. Y es que, alumbrar e iluminar son conceptos distintos; descubre aquí cómo se realiza un proyecto lumínico funcional.

Realización: Begoña Fernández. Fotos: Hearst Documentación 14/12/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



La iluminación escasa, deficiente o poco funcional no crea atmósferas acogedoras, ni envolventes, no es práctica, y en definitiva, empobrece la decoración. Hemos consultado a María Adamez, lighting designer, de Oliva Iluminación, y nos ha dado las siguientes pistas para acertar. "Un salón está bien iluminado cuando se crea en la estancia los mil usos que solemos desarrollar en ella: descansar, leer, reunirnos, ver la televisión… En el comedor, se trata de disfrutar del carácter multifuncional que también este espacio presenta hoy en día.

Para ello nos apoyamos en la iluminación natural, reforzada con una iluminación general homogénea, y destacamos un punto focal, que suele ser la mesa, con una bonita suspensión que nos permita ver, sin deslumbramientos, lo que se despliegue sobre ella". Y en el caso del dormitorio, "una luz tenue que bañe la estancia en general, reforzada solamente en aquellos puntos en los que necesitamos una pincelada más de luz, como los armarios".

¿Cómo aplicar estas claves? Dando importancia al proyecto lumínico; un capítulo esencial en todo diseño de interiores, que siempre combina diferentes tipos de iluminación: general, con varias fuentes de luz, en lugar de una sola en el centro; ambiental, que genera una atmósfera agradable en la habitación pero no es la principal fuente de luz; funcional o puntual, la utilizada para una determinada actividad, como el rincón de lectura; y la decorativa, que resalta un objeto o un detalle arquitectónico.

En definitiva, se acierta cuando se definen los puntos de luz teniendo claros los usos de la estancia, y se prevé la instalación eléctrica para regular esa iluminación, con encendido independiente, sin olvidar los interruptores conmutados, tan prácticos en la distribución diáfana, y los de cruzamiento, en dormitorios dobles. 



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos