desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Puertas y ventanas

Cerramientos eficientes

Los cerramientos permiten ganar espacio en las viviendas. Pero para que aíslen y protejan del frío y el calor deben ser, además, eficientes.

Begoña Fernández 21/05/2016
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Los cerramientos de grandes dimensiones permiten la fusión del interior con el exterior y la entrada de abundante luz natural. En algunos proyectos se diseñan vanos acristalados panorámicos, fijos, pero en otros se combinan varias hojas móviles; la mayoría con apertura corredera para que, una vez abiertas, los límites del interior y el exterior se difuminen.

Son elementos clave en la estética de la casa y de ellos depende también el confort térmico y acústico del interior. Es frecuente tratar el tema del aislamiento en una vivienda refiriéndose únicamente a su fachada y olvidar que los cerramientos forman parte de ella. Y es que, cuando son eficientes, los cerramientos proporcionan aislamiento a la vivienda y logran un bienestar térmico que reduce el uso de la calefacción y del aire acondicionado. 

INFORMACIÓN ÚTIL:

- En obras y reformas. lo habitual, ya se vaya a reformar toda la casa o solo los ventanales, es solicitar varios presupuestos, que incluyen una partida de ventanas/ cerramientos.

- Es conveniente pedir que se concrete el modelo de ventana, el tipo de carpintería y su grosor, el tipo de vidrio y herrajes, y solicitar esa misma información para persianas y mecanismos de motorización, si los tuviera.

- Con esa información más técnica y la etiqueta de eficiencia energética de la ventana, se puede estar más seguro de la calidad del cerramiento. Más información en www.ventanaseficientes.com.

- Cerramientos con hojas correderas. Además de la apertura estándar, ahora existe la corredera elevable, con un sistema cómodo que permite la elevación de la hoja en la maniobra de apertura y el descenso en la de cierre. Muy útil en grandes dimensiones, su precio es superior.

- Integrar la terraza. Son reformas que precisan la autorización previa de la comunidad de propietarios y licencia municipal. Se puede aprovechar este tipo de obra para realizar un aislamiento de la fachada, con materiales aislantes, que contribuya al confort térmico y reduzca notablemente el consumo de energía.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos