desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Eco Deco

Casas más luminosas: Ideas para ganar luz sin gastar

La luz natural es un plus decorativo. Amplía visualmente los espacios y los llena de calidez y confort. Al abrir la ventana, correr la cortina y dejar que el sol se cuele en el interior, la estancia parece renovarse, se ilumina. Hay trucos y recursos para mejorar la luminosidad en nuestra vivienda y sacar partido a la luz natural que recibe. ¿Cómo? Te contamos los aspectos fundamentales para que los pongas en práctica, tanto si ya cuentas con una casa luminosa como si necesitas un extra de luz.

Mi Casa 26/03/2015
Imprimir
Twitter
Facebook
Pinterest

Recursos para llenar la casa de luz natural

1.- EL USO DEL COLOR. Tanto en muebles como en textiles y revestimientos los tonos claros, blancos, neutros, arenas y cremas contrarrestan la sensación de oscuridad. Los grises y las variedades pastel de los colores también consiguen este efecto. El azul aporta ligereza. Por supuesto, el blanco es el color que mejor refleja la luz. Tanto en el techo como en el suelo, opta por colores suaves. Si el revestimiento del suelo es oscuro, cúbrelo con alfombras. Es importante que estas dos superficies sean claras porque en ellas rebotan las luces artificiales. Si es la cocina o el baño los que cuentan con revestimientos oscuros, siempre puedes pintar los azulejos, instalar un suelo vinílico sobre el que tienes o también recurrir a las alfombras.

Al incoporar complementos decorativos en blanco también aclaramos los ambientes. Los acabados metalizados y el cristal transparente también "iluminan".

Cambiar los textiles es otro recurso muy efectivo y sencillo. ¡Sí a las fundas! También para los sofás y butacas cuyas tapicerías sean pesadas visualmente.

2.- VENTANAS DESPEJADAS. Mantén las ventanas despejadas. Si las vistas y la carpintería de la ventana lo permiten, no coloques cortinas y, si lo haces, opta por estores o visillos ligeros en color claro. Los tejidos livianos dejan pasar la luz. Los motivos troquelados y transparencias, también. No coloques delante de la ventana elementos altos que entorpezcan el flujo de luz, ni satures la repisa, en caso de tenerla, con elementos pesados o de gran volumen. Cuando es posible, para aumentar la luminosidad, las ventanas de techo o tragaluces son una opción ideal.

3.- ESPEJOS. El juego óptico funciona para multiplicar la luz, reflejada en espejos y cristales. Colócalos en la estancia, pero también piensa en muebles con frentes o superficies espejadas. Funciona sustituir las puertas ciegas por otras con cristal, tabiques por paneles de cristal.

4.- DISTRIBUCIÓN. Para que la luminosidad discurra mejor, coloca pocas piezas en una distribución cómoda y fluida, que cree un espacio diáfano en el que la luz se reparta bien. Menos tabiques favorecen la circulación de la luz. También el diseño de los muebles influye en este aspecto distributivo (opta por líneas ligeras). 

5.- ILUMINACIÓN ARTIFICIAL. Para cuando falte la luz natural, incorpora otras luminarias. Una lámpara cuyo haz de luz se oriente de abajo hacia arriba baña más de luz el ambiente. Coloca puntos de luz en los rincones más oscuros, incluso led en el suelo. Para controlar el tiempo de encendido y apagado, disuadir posibles robos en la vivienda o ahorrar energía, coloca un programador digital semanal de enchufe. Evology, de venta en Leroy Merlin, tiene hasta 140 programas y una batería extra por si se va la luz momentáneamente.


| Categorías: ECO Iluminación

Comentarios

Publicidad


Ver más articulos