desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Guía práctica

20 Trucos de cocina

¿Sabes cuál es el secreto para que luzca perfecta? Que todo esté en orden, algo que solo se hará realidad si llevas a la práctica estos consejos de organización.

FOTO: Danielle Occhiogrosso. ESTILISMO: Cate Geiger Kalus. 03/07/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Organiza la despensa.
Antes de que te traigan el pedido del súper, ten en mente cómo vas a colocar los alimentos para aprovechar al máximo la estantería que hace de despensa. En primer lugar, reserva la parte de abajo para los productos más pesados y voluminosos, como cajas de leche, botellas o contenedores de reciclaje. De esta manera, ahorrarás espacio, le darás más consistencia a la estantería y dejarás libre el resto de baldas en las que colocarás los botes y paquetes que utilizas a menudo.

Almacena en el techo.  
Si tus utensilios de cocina no caben en los armarios, utiliza el techo como espacio extra de almacenaje. Fija una barra con ganchos y cuelga de ellos ollas, sartenes y cacerolas. Hazte con un taburete ¡seguro que lo necesitarás para alcanzarlos!

Pon un carrito en tu vida.
A falta de una buena despensa, siempre hay un práctico carrito multiusos, en el que puedes colocar desde menaje hasta alimentos. Los modelos con ruedas permiten moverlos por la cocina en función de lo que necesites tener más cerca. Y si organizas comidas en la terraza, ¡llévatelo como mesa auxiliar! ¿A que te gusta?

Tus mejores aliadas.
La solución más práctica y sencilla para tener almacenaje extra en la cocina es colocar baldas en las paredes y aprovechar esas zonas de espacio en blanco, como encima del fregadero. En ellas podrás colgar lo que quieras, desde vasos, platos o tazas hasta una ristra de ajos, colocar un práctico escurreplatos o tu juego de café favorito.

Una nevera con doble uso.
Si tu frigorífico está dispuesto de tal forma que un lateral queda libre, no te lo pienses dos veces y aprovéchalo. Puedes fijar en él desde estanterías estrechas hasta paneles de corcho, incluso, un reloj para controlar los tiempos cuando cocinas o un espejo y así crear una mayor sensación de amplitud.

Todo, bajo control.
Guarda los productos de limpieza en un armario alto, para impedir que los niños accedan a ellos. Si dispones de un mueble específico en la terraza puede ser el lugar perfecto para agruparlos. En su defecto, puedes aprovechar un organizador de zapatos y colgarlo en la puerta de un armario. Introduce en cada compartimento un producto ¡y problema solucionado!

De la oficina a la cocina.
¿Has hecho limpieza de archivadores en tu espacio de trabajo? Antes de llevarlos al contenedor de papel, puedes aprovechar uno o dos en la cocina. ¿Cómo? Por ejemplo, para guardar en ellos botellas de agua o botes de refrescos. Tumbados y apilados estarán siempre organizados y a mano.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos