desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Sevilla y Barcelona, España

Holiday Suites, en el corazón de la ciudad

¿Te seduce la idea de alojarte en un piso, en el casco histórico de una city cosmopolita, pero con todas las comodidades de un hotel? Esa es la propuesta de estos dos apartamentos, en Sevilla y Barcelona.

Susana González 24/11/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



APARTAMENTO PUERTA CATEDRAL HOLIDAY SUITES, SEVILLA

La recuperación del patrimonio artístico centralizado en torno a la catedral de Sevilla y su integración con el estilo de vida actual caracteriza al grupo Puerta Catedral. Los apartamentos Holiday Suites son su sexto complejo de alojamientos y el más reciente.

El inmueble, de 1886, ha recuperado su belleza original gracias a la reforma del arquitecto Jorge Peña, quien devolvió la altura a los techos, la simetría a las plantas y la belleza del hierro forjado a sus balcones. Junto a él, el equipo de Puerta Catedral, encabezado por Carlos de Juan, se centró en un interiorismo exquisito.

Cada suite —una por planta— ofrece todos los servicios propios de un hotel, pero con la comodidad y los detalles de un espacio tan amplio como personal, como nevera, lavadora, lavavajillas, utensilios de cocina, microondas, tostadora o plancha con tabla. Además, el viajero puede solicitar clases de guitarra flamenca o un masaje con la catedral de fondo, sin salir de su apartamento.

APARTAMENTO SUITE ARAGON 312 HOLIDAY SUITES, BARCELONA

Nadie podría imaginar que este coqueto apartamento situado a solo 5 minutos caminando del Paseo de Gracia, en Barcelona, antes fuera un despacho reconvertido en un trastero, repleto de objetos inútiles y olvidados.

El equipo de Nice Home Barcelona recibió el encargo de transformarlo en una suite, el alojamiento idóneo para que una pareja disfrutara de una escapada con la garantía de estar en el centro de la urbe. Y cumplió con éxito el objetivo. Su ubicación, en la última planta del edificio, le dota de unas magníficas vistas.

La planta, de 16 m2, hoy cuenta con una amplia cama de matrimonio, una zona de comedor junto a la ventana, cocina integrada y cuarto de baño. El predominio de maderas claras y el uso de colores blancos, grises y piedras en mobiliario y complementos, recrean un espacio acogedor, que hará la estancia inolvidable. Un ático en el que relajarse y disfrutar con comodidad de una ciudad tan bella como fascinante.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos