MiCasa
Buscador

Alicante, España

Una casa alicantina llena de luz

Paredes encaladas, ventanas azules y muebles de estilo rústico definen esta casa alicantina. ¿Su secreto? El Mediterráneo se asoma al interior y lo inunda de luminosidad y frescura.

Susana González 15/07/2016
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



La historia de esta casa se remonta a los años 50. Con esfuerzo —en aquella época no existía aún ninguna carretera en la zona—, los pescadores que la construyeron fueron trayendo en sucesivos viajes en barca cada uno de los materiales que necesitaban para levantarla. Ubicada en la cala La Barraca, en la localidad alicantina de Jávea, ningún arquitecto supervisó las obras. La única asesoría que estos hombres de mar tuvieron fue la experiencia acumulada generación tras generación en construir sus humildes viviendas. Y no hay duda de que bastó: más de medio siglo después, el edificio aún se mantiene como el primer día.

La solidez de la vivienda fue una ventaja para sus actuales propietarios que encomendaron al estudio de Jessica Bataille su renovación. Al estar ubicada en primera línea de playa, la casa se encuentra protegida por la Ley de Costas, y nada en ella podía modificarse. Cualquier reforma o ampliación quedaba, por tanto, excluida. Lo que sí se realizó, sin embargo, fue un acondicionamiento para disfrutar de una comodidad adaptada a nuestros tiempos. Las instalaciones de luz eléctrica y agua se actualizaron, y en la cocina se incluyeron electrodomésticos modernos, con la funcionalidad y prestaciones del siglo XXI.

Los elementos arquitectónicos, como techos, vigas, suelo y ventanas se mantuvieron. Tan solo fue necesario repasar los acabados para que la casa ofreciera un aspecto renovado. De hecho, los revestimientos desempeñan un papel fundamental en la decoración interior. El predominio del color blanco y las pinceladas en azul dibujan un marco refrescante, acorde con la serenidad del mar que se adentra en la vivienda a través de sus ventanas, abiertas al Mediterráneo. En el interior, sillas de madera con el asiento de enea y complementos en fibras naturales evocan la decoración tradicional de las casas en la costa. Un guiño a los constructores originales de la vivienda que, desde su sencillez, crearon un hogar sólido, cuyo espíritu aún perdura en el tiempo.

CLAVES DEL ESTILO MEDITERRÁNEO
- Paredes y fachadas se revisten de cal o pintura blanca, siempre inmaculadas tanto en el interior como en el exterior de la casa.
- La carpintería es de madera, con puertas de listones y contraventanas. Su acabado varía en función de la zona: azul, verde, marrón oscuro… Las persianas enrollables o estores de esparto situadas sobre ventanas y puertas exteriores, protegen el interior de la vivienda del calor y el sol directo.
- Los suelos evocan materiales naturales y refrescantes, como el barro cocido o la piedra.

Estudio de Jessica Bataille: www.jessicabataille.com



Comentarios

Publicidad


Más Casas




Ver Todos