desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

La casa reformada

Un piso moderno de tan solo 45 m2

Un hallazgo afortunado e inesperado multiplicó las posibilidades de convertir un apartamento, de tan solo 45 m2, en una vivienda moderna, con ambientes cómodos y desahogados.

Marta Sanz 23/01/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Un flechazo en toda regla. La primera vez que los profesionales responsables de este proyecto de reforma e interiorismo visitaron el apartamento, enseguida vieron su enorme potencial.

Ana Bolaños, arquitecta técnica y gerente de la empresa Técnicas de mantenimiento y obras Maos, y Miguel Angel Naranjo, su arquitecto colaborador, supieron que lo convertirían en una vivienda acogedora y luminosa. Con este objetivo se pusieron manos a la obra. Tras estudiar y definir muy bien los espacios, realizaron infografías para visualizar materiales y acabados, y de este modo hacerse una idea bastante aproximada del resultado final. O al menos, eso fue lo que pensaron, porque cuando empezaron las obras, el proyecto dio un giro inesperado: la demolición de los tabiques y falsos techos les deparaba una agradable sorpresa: casi 4 metros de altura, que les hizo replantearse el plano de distribución y trazar el juego de volúmenes que posteriormente se ejecutaría.

La vivienda, de tan solo 45 m2, cuenta con salón, comedor y cocina integrados; un dormitorio, un baño y un patio. Además, se construyó un altillo que podría aprovecharse para ubicar una segunda habitación. Al ser un apartamento de reducidas dimensiones, las necesidades eran muy claras: espacios abiertos, líneas sencillas, colores neutros y toques cálidos para evitar un exceso de frialdad. La sensación de continuidad visual se consiguió a través del color blanco, presente no sólo en las paredes, sino también en muebles y tapicerías, y mediante la tarima vinílica que cubre el suelo de toda la vivienda.

CÓMO INTEGRAR LA COCINA

El objetivo es que la cocina pase inadvertida desde el salón. Para lograrlo, lo mejor es seguir el mismo criterio decorativo (estilo y gama de color) en los dos ambientes. Panelar los electrodomésticos en el mismo acabado que el mobiliario es una solución para que éstos no rompan la uniformidad del ambiente. Otra posibilidad es optar por modelos integrables, que quedan totalmente ocultos tras una puerta del mismo diseño que el de los armarios. Mismo espacio, mismos materiales. Paredes y suelos te ayudarán a unificar los ambientes.




| Categorías: Vídeos

Comentarios

Publicidad


Ver más articulos