desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

París, Francia

Un apartamento de estilo surfero en París

43 metros cuadrados cargados de buen rollo. Aquí, sí hay playa.

Fran Muñoz IG: franyerga 02/08/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Viendo este interior de 43 metros cuadrados, diríamos que nos encontramos en una cabaña en la playa de la costa de California, Australia o de algún país tropical. Pero al mirar por la ventana no es el mar lo que vemos, sino la Torre Eiffel y el Sagrado Corazón que nos desvelan que estamos entre los distritos X y XI de la capital francesa. "La orientación oeste de este piso proporciona una luz durante la puesta de sol que recuerda a los de las playas. Esa fue la inspiración", confiesa el arquitecto de interiores Steve Baldini, del estudio Baldini, responsable de este proyecto de reforma y decoración. Lo primero que se hizo fue reconfigurar los espacios y eliminar las zonas sin apenas uso, como el pasillo cuya única función era dar acceso al baño y la cocina. Ésta, tras derribar el tabique y reforzar la estructura con vigas de metal que quedaron a la vista, pasó a formar parte de un único ambiente que comparte con el salón. Una isla de tres metros ejerce como delimitador de los ambientes y como mesa de comedor.

Con la nueva distribución definida, llegó la hora de aportar el carácter a la vivienda. "Al propietario le encanta viajar y siempre trae recuerdos. Quisimos crear una atmósfera a su imagen. Que fuera cálida, abierta, alegre y con varias zonas de estar", explica Steve. Los suelos y panelados de madera dan el look cabaña en la playa, que se potencia con una pareja de sillas colgantes, muebles cómodos e informales, como los sofás Togo; piezas de fibras naturales y toques algo kitsch, como la tabla de surf o el flamenco rosa. La maleta antigua como mesa de centro, las fotografías y los papeles pintados con estampados de palmeras nos hacen viajar a latitudes más cálidas. Tan solo un elemento original de la vivienda, la chimenea de piedra, nos recuerda, de forma sutil, el lugar en el mundo en el que nos encontramos: París. ¿Quién dijo que no se podía tener todo?

Fotos: Adélaide Klarwein
www.baldiniarchitecture.com



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos