desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Una casa con nueva cara

Reformada de arriba abajo, esta casa mantiene su esencia señorial con una carpintería deslumbrante y un hidráulico omnipresente. Junto a ellos, más de una sorpresa en la distribución e interiorismo.

Mi Casa 28/06/2013
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Los interioristas Daniel Pérez & Felipe Araujo, del estudio Egue y Seta, se encargaron de reformar esta vivienda de El Ensanche barcelonés. Su proyecto la transformó por completo; pero también conservó su aire señorial, al mantener la altura del techo, restaurar las vigas de madera y elegir un pavimento hidraúlico vintage. Un escenario perfecto para su decoración retro-modern e industrial.

La clave de la reforma: la casa, que antes se articulaba a través de un corredor, ahora gira en torno a una gran cocina-comedor, que se plantea como un espacio con profunda vocación social. La cocina actual ocupa un tercio de la superficie en planta del piso y cruza la planta de forma longitudinal. En ella confluyen el resto de las estancias, sin apenas espacios de transición.

Esta nueva distribución genera dos cambios sustanciales: contribuye a crear sensación de mayor amplitud y desdibuja la frontera entre las esferas pública y privada. El salón y los dormitorios se pueden cerrar tras puertas de gran altura, aunque éstas permanecen abiertas, para promover la propagación uniforme de la luz natural. Incluso el baño, integrado en el dormitorio, abre su interior, sin apenas renunciar a su privacidad. Lo hace parcialmente, tras un diseño acristalado con plantas en su interior. Desde la zona de descanso, tan solo se ve el frente de lavabo, revestido totalmente con un mosaico hexagonal blanco. El resto, se oculta tras esta pared-invernadero.        



Tags: Casa y reforma.
| Categorías: Reformas

Comentarios

Publicidad


Ver más articulos