desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid

Piso sobrio y luminoso

Materiales nobles y acabados sobrios definen el ritmo decorativo de este piso madrileño, que tras una reforma integral luce mucho más luminoso y adecuado a las necesidades de su nuevo propietario.

Pilar Perea 28/12/2015
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



La rehabilitación de este céntrico piso madrileño obró milagros, tanto por la sorprendente sensación de amplitud como por la potenciación de la luz natural. El diseñador Nacho Olive, de Diseño Interior, inició el cambio derribando todos los muros posibles, para partir de una planta diáfana que distribuyó de nuevo con ayuda de la empresa Betrasam. El propietario, un hombre joven y soltero, solicitaba espacios despejados, masculinos y con mucha luz natural. En sintonía con esta petición, la vivienda luce hoy una distribución basada en la tradicional planificación de un apartamento de soltero, con un único dormitorio, un cuarto de baño y un salón comedor muy amplio.

Como recurso para delimitar los espacios comunes sorprende el original cerramiento que independiza la cocina; se trata de una liviana estructura metálica, con puerta corredera y grandes paneles de cristal transparente, que actúa como barrera para evitar la salida de humos y olores, pero que mantiene la unidad visual. Otro concepto básico tras la reforma es la continuidad decorativa, que se alcanzó en parte gracias al mantenimiento de idénticos acabados en toda la estructura; destaca el elegante suelo de roble elegido para toda la casa, en contraste con el blanco roto de las paredes —incluso los azulejos de la cocina y el baño— en todos los espacios, excepto el dormitorio, en un tono visón muy atractivo, ideal para una habitación masculina.

El éxito decorativo del dormitorio se basa en la adecuada selección de dos únicos colores para todo el ambiente: blanco como acabado para los muebles y la carpintería, y un sugerente tono visón en las paredes y la ropa de cama. También el único cuarto de baño de la vivienda disfruta de un interiorismo atrevido, cuidado y rotundo gracias a la mezcla de colores; en este caso blanco y negro acompañados de marcados detalles de factura vintage.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos