desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Viena, Austria

El hogar señorial de un anticonsumista

El estudio Destilat ha devuelto el esplendor a un clásico piso vienés empleando y aprovechando al máximo los elementos existentes por expreso deseo de su propietario.

Fran Muñoz IG: franyerga 21/09/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Esteta empedernido y anticonsumista. Este era el perfil del cliente que puso sobre la mesa del estudio Destilat un piso señorial venido a menos situado en Viena que quería reformar y actualizar. Los interioristas, expertos en hacer que convivan elementos a priori poco compatibles, aceptaron el reto y se pusieron manos a la obra para lograrlo. Lo primero que hicieron fue renovar todas las instalaciones, como la calefacción, las tuberías y la electricidad. Con estas necesidades básicas cubiertas, pasaron a rescatar todos los elementos originales que pudieron, suelos de madera, ventanas, puertas, reduciendo al máximo la compra de nuevos. La distribución se cambió por completo, para abrir los espacios y hacerlos más habitables para las necesidades actuales. Al entrar, nos recibe una cocina abierta con comedor. A un lado de ella encontramos el salón y, enfrentado, el dormitorio principal que comunica con un baño, un hall y el dormitorio infantil.

En la decoración, también prevaleció la norma de no adquirir nada de nuevo cuño, a excepción de la cocina, diseñada a medida por el estudio con una estética de zona de trabajo minimalista en tonos grises. Para el resto de estancias, los interioristas buscaron muebles vintage, huyendo de las piezas que hoy en día están de moda y de las tiendas con precios, a ojos del propietario, sobrevalorados. El resultado es un claro ejemplo de cómo el pasado y el presente pueden compartir un mismo espacio en armonía y de que no es necesario comprar muebles en tendencia o gastar demasiado para lograr un interior interesante estéticamente.

www.destilat.at
Fotos: Monika Nguyen



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos