desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Barcelona, España

Un piso centenario reformado con cariño y respeto

En el Eixample barcelonés, en el bajo de un edificio levantado en 1900 por el arquitecto y maestro de maestros Joan Torras, una vivienda ha recuperado su esplendor enfatizando sus elementos originales.

Fran Muñoz IG: franyerga 19/03/2018
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



En la calle Trafalgar, la frontera que divide el Eixample y la Ciutat Vella de Barcelona, descubrimos un edificio muy peculiar, proyectado y construido por Joan Torras, todo un referente de la arquitectura e ingeniería de España que tuvo como alumnos a arquitectos como Antoni Gaudí, Elías Rogent o Augusto Font Carreras. El inmueble, levantado en el año 1900, y con una planta alargada recorrida por un patio que le da una apariencia de pasaje, "forma parte de una de las manzanas construidas sobre los terrenos ganados a la ciudad en el momento de derribar las murallas y urbanizar las nuevas rondas. En consecuencia, la agrupación de edificios no responde a ninguna característica típica, ni del barrio antiguo ni del moderno. Tiene su propia personalidad. Sus propias reglas", nos explica Nicolás Markuerkiaga desde el estudio ZAGA, encargados de reformar una de las viviendas en el bajo que en el pasado estaba unida a un local comercial que se empleaba como colmado y ahora acoge el nuevo We Bistrot.

Los 74 metros cuadrados del piso, cuyo promotor es FHAUS, están ahora divididos en una entrada con baño de cortesía, un salón con comedor y cocina integrada y un dormitorio con vestidor y baño en suite separados por puertas de cristal que permiten el paso de la luz natural a la habitación. Aunque la renovación ha adaptado la planta a las necesidades de vida actuales, creando un hogar más fluido y funcional, los arquitectos quisieron rendir homenaje a su centenaria historia, rescatando unos frescos de la construcción original de las paredes del salón o restaurando las puertas de madera existentes. Para dar dinamismo al ambiente sin salirse de la sobriedad, han creado alfombras con azulejos hidráulicos y parqué dispuesto en espiga y los muros están recorridos por molduras que sirven como nexo visual entre los frescos y el blanco impoluto de las demás paredes.

El estudio HS Decor se encargó de la decoración, con la que quisieron "amueblar de una manera elegante, pero discreta y potenciar las virtudes arquitectónicas de la casa", teniendo en mente "crear un ambiente sofisticado para un inquilino exigente y que valora la estética además del bienestar", explican. Los materiales empleados en el espacio principal (como el mármol, la madera o el hierro de las puertas) son de primera calidad y crean una base neutra pero lujosa que se ha potenciado con muebles con toques dorados y tapicería de terciopelo, aportando color con los accesorios decorativos. En el dormitorio se ha optado por una estética más masculina y sobria, con sillas de cuero, mesillas de hierro y mármol y ropa de cama en tonos sobrios. el resultado es un hogar tan lujoso como sereno.

www.fhaus.co
www.zagaarquitectura.com
www.hsdecor.com
Fotos: Joanna Noguera



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos