desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

La casa reformada

Un piso de 50 m² con planta irregular

Con sólo 50 m², este piso transmite una inyección de optimismo. Alegres toques fucsias y notas verdes ponen el broche a una minuciosa reforma que logró equilibrar paredes asimétricas y complejos espacios irregulares.

Mi Casa 09/02/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Un piso de 50 m² es, por definición, una vivienda de dimensiones reducidas. Sin embargo, en este caso, la sensación que se experimenta es de amplitud y total desahogo. Una de las responsables de este logro fue Begoña Espinosa, del estudio CYC Construcciones.

El proyecto implicaba la reforma integral de la superficie útil, a la que se añadía una espléndida terraza de otros 50 m². El reto, apasionante, pasaba por enfrentarse a una planta irregular, con paredes asimétricas y pilares que complicaban la ubicación de los muebles. El estudio decidió, en primer lugar, simplificar la distribución al máximo suprimiendo los tabiques innecesarios.

Así, se crearon dos zonas: una diáfana, que agrupa salón, comedor y cocina, y la segunda, independiente, para el dormitorio y el baño. A continuación, se diseñaron muebles a medida con los que se logró crear plantas de apariencia regular que camuflan las irregulares paredes del edificio. Sobre esta superficie, ya equilibrada, se plantearon dos premisas: facilitar espacio de almacén y lograr una sensación de desahogo.

Los muebles realizados a medida se planificaron con cajoneras, puertas y arcones que suplieran la falta de armarios empotrados —sólo hay uno, en el dormitorio—. El resto del mobiliario, piezas menudas como la mesa de centro, o en acabados transparentes, como las sillas y la mesa del comedor, garantizaron esa percepción de espacio holgado por el que se puede circular despreocupadamente. Otro recurso clave fue la elección de la gama del blanco en toda la vivienda. Presente en paredes, puertas y muebles, este color tiene la capacidad de alejar visualmente la superficie sobre la que se aplica: armarios, tabiques y techos parecen retroceder en favor de una sensación de amplitud.

Pero aunque el blanco es el color predominante, no es el único que vemos en la vivienda. Los tonos neutros, como el suelo de roble teñido, los revestimientos del cuarto de baño y la tapicería del sofá en el salón, añaden esa calidez necesaria para recrear atmósferas acogedoras. Detalles verdes y fucsias ponen la nota de audacia justa para que cada ambiente transmita la sensación de espacio joven, alegre y vital.

Este piso, situado en la calle Rafael Calvo, de Madrid, se puede alquilar a través de la empresa Spain Select. Tel.: 915 237 451



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos