desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

París, Francia

Un piso de 45m2 con aires de loft

Una reforma dio una segunda oportunidad a este piso del centro de la capital gala. Gracias a una ventana interior y al ingenio de una interiorista se consiguió llenarlo de luz y hacerlo visualmente más amplio.

Texto: Fran Muñoz Fotos: Paul Bowyer 31/01/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



En el Marais, uno de los barrios más efervescentes del centro de París, una pareja de treintañeros había decidido apostar por un apartamento de 42 metros cuadrados situado en un palacete de finales del siglo XVIII. Aunque el tamaño no era muy grande, los anteriores propietarios de esta vivienda la habían dividido en varias estancias y los tabiques comprimían más el espacio. El objetivo a conseguir con la reforma era "crear en estos 42 metros cuadrados un espacio para que una pareja de jóvenes activos y dinámicos pudiera vivir", afirma Maureen Karsenty, la interiorista responsable de este proyecto, que añade: "mi filosofía reposa sobre la creación de espacios contemporáneos, elegantes y cálidos, a la vez que potencio la esencia de la arquitectura original".

La esencia de este piso la encontró al rascar la pared: un muro de piedra típico de las construcciones de los faubourgs parisinos que le dio la idea de crear un hábitat inspirado en los lofts. Todo el espacio se derribó (incluso la chimenea, que, lamentablemente, fue imposible de rescatar, y con lo que se consiguieron 3 metros cuadrados más, "un lujo en París", explica). Sobre esta tabula rasa, la interiorista dibujó un gran espacio compartido por el salón y la cocina abierta con una barra como comedor, un baño y un dormitorio con vestidor, separado del resto mediante un tabique con ventana en hierro, inspirada en los talleres industriales.

La reforma se concluyó en tres meses y su decoración en uno. "La selección de muebles, lámparas y accesorios compensa la sobriedad de este piso", expone Maureen que ha llenado su interior con piezas vintage y nuevas creaciones de líneas delicadas, terciopelos y toques de colores vivos como el mostaza y el azul Klein, como el papel pintado que hace las veces de cabecero en el dormitorio.

www.maureenkarsenty.com



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos