MiCasa
Buscador

Madrid, España

Un piso actual y luminoso

Con revestimientos que suman estilo y una distribución funcional, la reforma y decoración de este piso del madrileño barrio de Malasaña lo han transformado en una casa actual y luminosa.

Begoña Fernández 04/01/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Nueva distribución, nuevos revestimientos, nueva decoración… este piso situado en la calle de La Palma, en pleno Malasaña —un barrio madrileño en auge— tiene poco que ver con su vida anterior (era oscuro y estaba muy compartimentado). Su actual propietaria, Catherine Martin, enseguida vio sus posibilidades y confió el proyecto de reforma a Antonia Salvá Llompart y Ana Rodríguez Méndez, del estudio A&A arquitectos. Y después de las obras, encargó la decoración a HS Decor, una agencia de home staging que, con un presupuesto ajustado, ha creado ambientes de estilo actual. Hay numerosos cambios en la vivienda, como la nueva tarima de roble que da continuidad a los ambientes y máxima calidez; y el suelo que imita al hidráulico en la cocina, que aporta a la casa una dosis justa de aire retro. Pero es la nueva distribución la que ha sacado el máximo partido al piso y lo ha hecho funcional, moderno.

Sus puntos clave: un salón comedor diáfano, con dos balcones a la calle que lo llenan de luz, que se comunica con un dormitorio que disfruta de la luminosidad del tercer balcón de esa fachada. Otro cambio fundamental: la cocina, antes ubicada en una zona interior de la vivienda, se sitúa ahora en el centro de la casa y, al carecer de tabiques, se abre al salón, por lo que parece más amplia. Por último, el segundo dormitorio —que ocupa el área donde antes estaban comedor, cocina y el único baño de la casa— integra vestidor y aseo. La nueva distribución, además, permitió crear un segundo baño en el pasillo.

Reformar un piso antiguo: Esta casa, como tantas otras del centro de Madrid, tenía una distribución antigua, con un salón de espacio reducido y estancias oscuras. Suelo, paredes y ventanas estaban, además, en mal estado. Punto clave de la reforma: trasladar la cocina al centro de la casa y abrirla al salón —más amplio al duplicar su superficie, y con dos balcones a la calle— para conformar una zona de día más funcional. La circulación es ahora más fluida al eliminar algunos tabiques, abrir la cocina al pasillo y crear un dormitorio con vestidor y baño.

Otros aciertos: ganar un segundo baño completo; cambiar el pavimento antiguo por una tarima multicapa con lamas de gran formato; y sustituir las ventanas y puertas balconeras por otras nuevas, que proporcionan aislamiento térmico y acústico a las estancias.



Comentarios

Publicidad


Más Casas




Ver Todos