desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid

Un piso céntrico y luminoso

Céntrica y luminosa, su planta era perfecta para los planes que tenían los nuevos propietarios, una pareja de arquitectos que cambió la distribución por completo para integrar en la casa familiar su estudio profesional.

Mi Casa 20/08/2014
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Es muy diferente buscar una casa donde vivir, que buscar una para vivir y trabajar en ella. Este último era el objetivo de Maite González Fernández y Diego Martínez Montejano —arquitectos y fundadores del estudio de arquitectura Arkittec— cuando iniciaron su búsqueda. Céntrica, pero sin el pasillo interminable de las casas antiguas, y luminosa, la casa de estas páginas cumplía todos los requisitos que habían fijado: debía ser un espacio que pudiesen dividir fácilmente para conciliar su vivienda familiar y su estudio de arquitectura; y que tuviera una entrada directa a éste para las visitas profesionales.

Sobre plano, se percibe enseguida que el acceso a la casa divide la misma en dos zonas. Una de menor tamaño, hacia el patio interior, es la oficina-estudio de Arkittec, y otra, que ocupa aproximadamente el setenta y cinco por ciento de la superficie con ventanales a la calle, es su hogar. La distribución que proyectaron la cambió por completo. Donde antes estaba la cocina ubicaron el estudio; también modificaron el pasillo original y por último, situaron en lo que era el antiguo distribuidor, tres espacios que no precisan luz natural: los dos baños para los dormitorios y una despensa-cuarto de lavado próxima a la cocina. Su idea inicial era crear un gran espacio compartido por salón-comedor-cocina, pero la existencia de un muro de carga lo impidió. La solución: ubicar el salón en la estancia con ventanales a dos calles y a continuación, detrás del muro, unir el comedor y la cocina.

En ambos casos no hay puertas, y la sensación de amplitud es mayor, sobre todo en el comedor por estar abierto a la zona de paso y ganar esos metros. En cuanto a los materiales, combinaron pintura plástica lisa y una cálida tarima de jatoba que da continuidad visual a los ambientes. La jatoba reciclada de parqué industrial se utilizó en toda la casa, incluso en zonas húmedas, como baños y cocina, al ser una madera tropical. Por último, se instalaron nuevos ventanales para mejorar el aislamiento acústico y térmico y las instalaciones de agua y electricidad se actualizaron y adaptaron a la nueva distribución. Un plus: la iluminación indirecta con linestras en el falso techo.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos