desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

#LaCasaDe

Navidad en casa de la 'blogger' Velocidad Cuchara

Radiante, diáfana y con espíritu slow deco, así es la casa de Rosa Ardá, creadora del exitoso blog de recetas Velocidad Cuchara, y orgullosa dueña de los perritos Clara y Camilo. ¿Entramos?

Realización: Pilar Perea. Texto: Cristina Sánchez. Fotos: Miriam Yeleq. Plano: Hearst Infografía 22/11/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Antes del estreno de la Gran Vía, el inmueble donde se encuentra este piso, que data de 1853, ya estaba en pie. Incluso sufrió los bombardeos que durante la Guerra Civil tenían como objetivo inhabilitar las comunicaciones del vecino edificio de telefónica. En pleno corazón de la capital, a sus propietarios —la bloguera Rosa Ardá y su marido, Javier— les enamoró lo bien situado que estaba y que fuera un exterior con siete balcones a la calle, lo que lo convierte en una caja de luz.

El inmueble, declarado como protegido, está en el barrio de Maravillas de Madrid y se rehabilitó en los 90. Cuenta con cuatro alturas, y en cada una de ellas hay una sola vivienda de 92 m2 construidos. La casa, nos dice Rosa, necesitaba una reforma integral, ya que tenía una distribución muy compartimentada. La zona de la cocina presentaba pésimas condiciones. “Las vigas estaban a punto de hundirse y casi se deshacían al tocarlas.” Tras la obra se conservaron las contraventanas interiores, originales del edificio, y la puerta exterior, que se reparó y se restauró la mirilla antigua.

En cuanto a la decoración, Rosa nos cuenta que optaron por un estilo nórdico urbano, “es una casa blanca, abierta y muy práctica para una pareja”. Y es que su objetivo al reformarla era contar con un espacio diáfano, donde compartir y verse todo el tiempo. “Queríamos una casa espaciosa, un loft para dos, ligero, con pocos muebles”.

“Una casa para recibir, pero no para quedarse, ya que tiene un solo dormitorio con vestidor”. Rosa, como bien saben los seguidores de Velocidad Cuchara, tiene dos preciosos Kerry Blue Terrier, Clara y Camilo, y era primordial que los perros pudieran moverse felices por el piso; por eso, incluso, prescindieron de puertas. “Inicialmente ni el cuarto de baño la tenía” cuenta Rosa, “aunque finalmente decidimos ponerla…” La abundante claridad juega un papel importante a la hora de tomar las fotos de sus recetas para el blog, pero también para disfrutar de la casa, según nos dice “levantarse cada día en el centro de Madrid con esta luz es todo un lujo.”

www.velocidadcuchara.com




Comentarios

Publicidad


Ver más articulos