desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

El Ampurdán, España

Antes y después: Un miniestudio diseñado a medida

El objetivo de este proyecto era crear una vivienda completa en 30m2 sin que resultara estrecha y sin hacer obras. Te contamos cómo se consiguió...

Fran Muñoz IG: franyerga 28/11/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Antes de que Marc y Jordi diseñaran este espacio, pocos podían imaginar que en estos 30 metros cuadrados, totalmente vacíos a excepción de un frente de cocina, fuera posible crear una vivienda completa. Estas dos almas creativas se pusieron como objetivo adaptar este miniestudio, situado en un viejo edificio rehabilitado del Ampurdán, para que una persona (o una pareja) pudiera vivir en él sin pasar estrecheces, sin sistemas engorrosos para montar la cama y con todo lo que necesita para su día a día. Y por si esto fuera poco, tenían que hacer todo esto sin realizar ninguna obra.

La solución vino en forma de muebles a medida que permiten cambiar el espacio dependiendo del uso que se quiera dar de él. Al entrar, una estantería nos recibe y aporta privacidad y almacenaje a la vivienda. Todas las paredes están recorridas por un mueble de madera de abedul que va mutando y convirtiéndose en ropero, banco, barra de comedor, cama abatible, armarios de cocina, baldas y cajoneras. Las piezas de mobiliario añadidas tienen una estética neutra y nórdica, acorde con la funcionalidad de las diseñadas a medida y son fáciles de transportar para despejar o reconfigurar el ambiente al gusto de los habitantes. Tampoco faltan los guiños al Ampurdán y al Mediterráneo, como el uso de la madera o de las baldosas tradicionales de La Bisbal. Una muestra perfecta de que, con imaginación, ingenio y estilo, el tamaño no importa.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos