desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

De oficina abandonada a piso actual

Antes de su reforma integral, este piso albergaba unas oficinas. Ahora estrena look y presume de una distribución abierta, con espacios bien diferenciados plenos de luz.

Realización: Beatriz Aparicio. Texto: Marta Sanz. Fotos: Miriam Yeleq. Plano: Infografia Hearst 02/10/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Convertir una oficina abandonada en una vivienda confortable. Éste fue el reto al que se enfrentó el arquitecto Pablo Gómez Herrero, de Rez Estudio, en un edificio de finales del siglo XIX, ubicado en pleno centro de Madrid. Cuando recibió el encargo de esta reforma integral, se encontró con un espacio dividido en dos salas de trabajo, dos aseos y un almacén. Fue necesario derribarlo todo para empezar de cero.

Rez Estudio diseñó una distribución moderna y luminosa, con espacios abiertos. Era fundamental potenciar la sensación de amplitud y ganar claridad, puesto que la luz natural es escasa al tratarse de un piso interior. A pesar de tener techos con más de cuatro metros de altura, se prefirió no crear altillos y aprovechar ese juego de volúmenes para delimitar ambientes. Sus 95 m2 se organizaron en una zona común, que aúna salón, comedor y cocina; dos dormitorios, dos baños y un lavadero.

La tarima de roble que cubre el suelo de la vivienda es el único elemento que se conserva de la antigua oficina, si bien se retiró durante las obras para volver a instalarlo una vez finalizada la reforma.

Las paredes se pintaron en blanco roto, excepto en la cocina y los baños, donde se optó por colores intensos. En cuanto a la decoración, se apostó por una estética atemporal con muebles de épocas y estilos diferentes. También se incluyeron piezas que Rez Estudio diseñó especialmente para esta vivienda, como el banco del comedor, la lámpara
del salón, el cabecero de uno de los dormitorios, mesas auxiliares o el escritorio del rincón de trabajo. Estas creaciones, junto a una serie de fotografías artísticas y detalles bien escogidos, contribuyen a dotar a los ambientes de carácter y personalidad. En todos ellos, la madera del mobiliario se alía con la gama de los rojos, verdes, azules y amarillos para recrear atmósferas cálidas y acogedoras.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos