desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

La casa reformada

Una casa victoriana con caracter

Objetos heredados o adquiridos en mercadillos han servido para personalizar esta luminosa casa victoriana, en la que el blanco es el color dominante y los muebles aportan una sabia combinación de contrastes.

Mi Casa 11/10/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Cuando la interiorista Francine Key vio por primera vez la fachada de esta casa le apasionó su enclave próximo al mar, pero no imaginaba que su interior estuviera tan destartalado. La decisión de comprarla vino después, cuando supo que la estructura estaba impecable y empezó a maquinar cómo podía quedar con unos cuantos arreglos si pasaba por sus manos. Dicho y hecho.

Entre ella y su marido Adrian se deshicieron del viejo papel pintado que cubría las paredes y de las alfombras. Una buena mano de pintura blanca en toda la casa y ¡ya parecía otra! Lo más fácil fue amueblarla, porque a Francine le apasiona ir a mercadillos y a tiendas de segunda mano, donde siempre encuentra lo que tiene en mente y a buen precio.

Su gran talento es convertir estos muebles sin gracia en piezas que rebosan personalidad: como las mesas de cocina que, repartidas por todas las estancias, cumplen diferentes funciones. El resultado es una casa vivida, relajada y evolutiva que cambia según las estaciones del año o del humor de sus dueños. 



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos