desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

#LaCasaDe

Visitamos la casa de Los Javis, guionistas y directores de La Llamada

Javier Ambrossi y Javier Calvo viven y trabajan en un piso luminoso y de estilo industrial, rodeados de libros, arte, recuerdos y sus dos perras: Susi y Mary.

Fran Muñoz. Fotos: Aránzazu Díaz Huerta 27/09/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Los ladridos de sus perras, Susi y Mary, alertadas por el telefonillo, nos guían hasta la puerta de su casa. Al abrirse, las sonrisas acogedoras de sus dueños, los guionistas, directores, productores y actores Javier Ambrossi y Javier Calvo, nos dan la bienvenida. No es una mañana especialmente soleada, pero la luz campa a sus anchas en este piso de 95 metros cuadrados situado en el madrileño barrio de Malasaña. No siempre fue así. “Cuando la encontramos, estaba dividida en muchas habitaciones alargadas y con poca iluminación. Parecían vagones de tren”, explica Ambrossi. “Estaba recién reformada, pero los acabados no nos gustaban y la distribución no era funcional para nosotros”, añade Calvo. El encargado de adaptar la vivienda a las necesidades y gustos de la pareja fue el arquitecto de interiores Juan Luis Arcos, al frente del estudio ARRO, que derribó tabiques para abrir los espacios hasta dejarlo en un salón-comedor con la entrada y la zona de estudio, una cocina, una habitación de invitados, un aseo y su dormitorio con vestidor y baño integrados. Durante la reforma, descubrieron pilares y vigas de madera y paredes de ladrillo ocultas tras el pladur que decidieron dejar a la vista, ya que iba muy en sintonía con el estilo industrial que querían y que potenciaron con la cristalera y los azulejos blancos de estilo Metro de la cocina y conservando la puerta forrada de cuero de la entrada.

A la hora de decorar, tenían clara una idea: “No queríamos una casa que tuviera que estar ordenada todo el rato. Queríamos que tuviera vida y que quedara bien el desorden dentro de un orden”. La inspiración llegó a través de Pinterest y de los espacios que Javi Calvo pineaba, “sobre todo, estudios de Nueva York que eran a la vez zona de trabajo y casa”, nos explica mostrándonos su tablero. Contaron con la ayuda de Lorenzo Meazza, responsable de interiorismo de Ikea en España, para definir los espacios y elegir las piezas. Lorenzo mezcló diseños de la marca sueca con muebles vintage y recuerdos de familia que ellos ya tenían. Optaron por una base cromática neutra, en la que predominan las maderas, el blanco y el verde oscuro, “para que los libros, el arte y nosotros mismos pudiéramos poner el color”, afirma Ambrossi.

El hogar de este dúo hiperactivo es un espacio vivo donde la creatividad puede palparse. “Nuestra casa se parece a nuestros trabajos: aunque en un principio pueden parecer un batiburrilo de ideas, después tienen su orden y hace que la gente se encuentre a gusto”. La Llamada, el musical sobre monjas, un campamento de verano y apariciones celestiales que crearon hace cinco años (aún representándose con gran éxito en el teatro Lara de Madrid) y que ahora han convertido en una película, está muy presente. Desde los vinilos originales de Whitney Houston que coronan la estantería de la zona de estudio, hasta la figura de Cristo de su cómoda que colocaban junto a la batería durante las representaciones de teatro, pasando por el cartel, las fotos o los trajes de lentejuelas que cuelgan de su vestidor. “Ha sido el proyecto más importante de nuestra vida, ha cambiado nuestro rumbo. Poder llevarla al cine con el reparto original (Macarena García, Anna Castillo, Belén Cuesta y Gracia Olayo) es una forma perfecta de cerrar este ciclo”.

La Llamada se estrena en cines el 29 de septiembre.

Realización y producción: Fran Muñoz
IG: franyerga

Fotos: Aránzazu Díaz Huerta
www.aranblanche.com
IG: aranblanche




Comentarios

Publicidad


Ver más articulos