desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Decorada por impulso

Ambientes de personalidad arrolladora y latente interiorismo definen el estilo ecléctico y refinado de esta casa familiar, donde casi todo tiene cabida.

Mi Casa 28/06/2013
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



La pasión que siente Mónica, decoradora de profesión, por el diseño de interiores es desbordante y contagiosa; no hay más que cruzar el umbral de la puerta de su casa —ubicada en un céntrico barrio madrileño— para percibirlo y casi palparlo. Muestra en conjunto una vivienda que podría resumirse como familiar, acogedora y vivida, aunque con un estilo difícil de definir. Fiel reflejo de sus gustos, impulsos y personalidad, la decoración está regida por un severo eclecticismo de resultados asombrosos. 
Una base de parqué de tablillas antiguo, techos altos con molduras y paredes blancas acoge sin reparos este refinado look de insinuantes toques vintage a base de exquisitas piezas heredadas, antiguas adquiridas en almonedas o anticuarios y marcados complementos de diseño. Otra de las grandes aficiones de la propietaria es viajar, descubrir nuevos mundos, costumbres y piezas interesantes que suele traer de vuelta como recuerdo e integrar en su casa con increíble armonía. 
De eso precisamente presume ella misma, de la facilidad con la que piezas de origen y estilo tan dispar encuentran su sitio en su casa como si llevaran ahí toda la vida. Una peculiar decoración que —aún formada por múltiples objetos— se aleja del riguroso orden que imponen las antigüedades valiosas. Aquí encontramos todo lo contrario, ambientes cálidos y muy familiares donde los niños, educados desde pequeños a convivir y a respetar el arte, son protagonistas indiscutibles. 



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos