desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Huesca, España

Una eco casa comprometida con su medio natural

Esta vivienda se ubica en Ayerbe, un pueblo del pre-pirineo de Huesca (norte de España) en un contexto rural. Su peculiaridad es que se construyó según la tradición de la zona para adaptarse al medio natural y climático con un diseño bioclimático y sostenible.

Alejandra Muñoz @alterandme 15/07/2016
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Un proyecto con premio. La arquitecta Àngels Castellarnau ha ganado el Terra Award 2016, el premio internacional de arquitectura contemporánea de tierra, con esta casa de tapial en Ayerbe (Huesca, España). Se trata de una vivienda unifamiliar, comprometida con el medio local, natural y social. La concepción de la casa de nueva planta está precedida de un estudio exahustivo de la arquitectura vernácula local. El proyecto surge de lo aprendido en cuanto a orientación, morfología, materiales, adaptación al medio material y climático, utilización de medios técnicos y humanos locales y gestión tradicional del usuario, combinados con un esmerado disepo solar pasivo y bioclimático.

La particularidad de este proyecto reside en que es una obra completa hecha en tierra, con una técnica local pero aplicada a la arquitectura moderna.

En cuanto a la sostenibilidad del proyecto hay que destacar:

- Sobre climatización. El sistema de ventilación es natural, abierta al sur y cerrada al norte. La arquitectura solar pasiva permite la acumulación solar en los muros. Calefacción de biomasa y contraventanas que evitan pérdidas térmicas.

- En cuanto a los materiales se ha actuado con criterios de reducción del impacto ambiental y cercanía. Los principales materiales son locales o muy cercanos: tierra, paja, grava, madera…

- Las técnicas son locales. Los revocos interiores, además de arcilla, llevan baba de cactus mexicano (una técnica aprendida en uno de sus viajes de investigación de la arquitecta).

- En el interiorismo de la casa también se han seguido también criterios de sostenibilidad: lámparas recicladas diseñadas por la misma arquitecta, puertas y muebles antiguos y/o reciclados, obras de artesanos que han conocido personalmente (maceteros y rejillas de ventilación de barro de Mallorca, lavabos de piedra natural de Marruecos, lámparas de hierro de Marruecos…), textiles en materiales naturales como las cortinas de la gran cristalera o la alfombra de sisal del salón.

Así la casa se construye en tapia calicostrada, un sistema consructivo local al que se introducen mejoras teécnicas como adicionar paja de cebada para mejorar el comportamiento térmico. Se aplica una selección consciente de materiales y de todas estas técnicas y estudios se consigue una reducción de emisiones de CO2.

La vivienda se construye en tres plantas que se adaptan a los desniveles de la calle. Además, a través del patio, de las terrazas y de los lucernarios el sol se cuela en el interior de la vivienda.

Fotografías: Xavier d’Arquer (de Doblestudio Comunicación y Fotografía).

Àngels Castellarnau es fundadora de Edra Arquitectura km 0 (arquitectura.edraculturaynatura.com) y ha investigado la arquitectura tradicional desde hace diez años, renovando las técnicas y depurando los sistemas constructivos utilizados en cada zona. La arquitecta catalana afincada en Ayerbe ya está inmersa en dos proyectos, pioneros en tierra, que empezarán a construirse en 2017: un hotel bioclimático de cinco estrellas en la turística zona del Matarraña (Teruel), de tapial, y otro alojamiento turístico, la rehabilitación de una masía del siglo XIX en Collbató (Barcelona), con bloques de tierra comprimida (BTC), que a su vez contará con un muro trombe. En ambos casos se trata de proyectos globales que buscan recuperar el vínculo del hombre con el territorio, interviniendo también con huertos, campos de olivos o viñedos.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos