desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Esta casa estrena decoración con aire nórdico y toques mediterráneos

Esta vivienda es el sueño de una pareja madrileña que, nada más verla, supo que era la casa que buscaba. Una reforma integral ayudó a dotarla de personalidad.

Realización: Eva Baena. Texto: Marta Sanz. Fotos: Miriam García. Plano: Hearst Infografía 25/09/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Cuando Bárbara y Sergio, los propietarios de esta vivienda, se lanzaron a la búsqueda de su nueva casa, aplicaron dos filtros: tenía que ajustarse a su presupuesto y querían que estuviera ubicada en la zona centro de Madrid. Con estas dos premisas, navegaron por diferentes portales inmobiliarios hasta dar con este apartamento. Nada más visitarlo, supieron que iba a ser suyo. No sólo cumplía con sus expectativas, sino que además, gracias a sus dos terrazas, una orientada al este y otra al oeste, recibía luz natural durante todo el día.

El paso siguiente sería adaptar el espacio a sus necesidades y modo de vida, ya que la vivienda requería un cambio total. La pareja soñaba con una casa cómoda y funcional, con ambientes luminosos y desahogados, pero sin descuidar en ningún aspecto una estética refinada y contemporánea, que mezclara el estilo nórdico con toques mediterráneos. El encargo recayó en el estudio de arquitectura interior Mill-house, responsable de su reforma y decoración, que puso en marcha una completa transformación. La primera actuación consistió en rediseñar una nueva distribución y conseguir que la luz fluyera. El recibidor divide la vivienda en dos zonas; de día, a la derecha, y de noche, hacia la izquierda. La primera se organizó como un gran salón-comedor, con la cocina abierta. La zona de noche se planificó con dos dormitorios. Uno de ellos, el principal, cuenta con vestidor y baño integrados, además de acceso a una terraza.

Además, se renovaron instalaciones y revestimientos. Para crear continuidad visual y ganar amplitud, se eligió el mismo suelo de tarima en toda la vivienda y las paredes se pintaron de blanco, si bien la cocina y los baños se dotaron de personalidad y fuerza propia con frentes en otros colores y materiales.

A la hora de decorar la vivienda, el equipo de Mill-house combinó muebles de línea actual —piezas pintadas en blanco sutilmente mezcladas con madera clara y acabados más oscuros—, tapicerías en tonos neutros y discretas pinceladas de color.

PINTAR UNA PARED DE LA COCINA

- Si decides revestir el frente que queda libre de muebles, escoge un color que contraste y armonice con la gama cromática de tu cocina.

- Elige esmaltes o pinturas plásticas. Su alta resistencia y rápido secado las convierten en la mejor opción.

- Existen pinturas plásticas que repelen las manchas e impiden que los líquidos penetren en la superficie. Además, son resistentes al frote.

- Las pinturas de pizarra conviene aplicarlas en paredes alejadas del contacto con líquidos o aceites calientes.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos